La fachada principal de la Escuela de Náutica se debe conservar por su valor

  • Cultura considera en un informe que su presencia en la estructura urbana de la ciudad tiene mucho arraigo · Por contra, no le da ningún valor a los espacios interiores, los cuales podrían ser demolidos

Comentarios 4

Cultura considera como "valores a conservar" la fachada del edificio de Náutica que da a Duque de Nájera "por lo que suponen una imagen consolidada, original y representativa de la arquitectura de la época".

Cabe recordar que la Junta de Andalucía levantó la pasada semana la suspensión del concurso de demolición y proyecto de construcción de un nuevo edificio para albergar oficinas del ente autonómico. El compromiso es incluir en el nuevo concurso las sugerencias que ha hecho la Dirección General de Bienes Culturales, en las que aparece precisamente la conservación de esta fachada.

En el informe al que ha tenido acceso este medio, destaca a modo de resumen "el diálogo" con la arquitectura naval resueltos desde los recursos de la arquitectura racionalista española del momento, "a base de un volumen hermético (el casco) con apenas huecos al exterior, una esquina en pronunciado ángulo a modo de proa, y como remate las dos últimas plantas ático que evocan el puente de un buque, completamente diáfanas". En el mismo informe se resalta que todos ellos "configuran los elementos que materializan la impronta y la imagen de extraordinaria fuerza, cuya presencia en la estructura urbana de la ciudad ha tomado tanto arraigo", de manera que le lleva a considerarlos "como valores a conservar, por lo que suponen una imagen consolidada, original y representativa de la arquitectura de la época".

Sin embargo, en las antípodas en cuanto a originalidad y representatividad se encuentra la solución que se le dio a los espacios interiores que "responden más a una funcionalidad y convencionalismo al uso, y por tanto carentes de la singularidad del volumen y tratamiento exterior". En definitiva, lo que salva Cultura es la fachada principal de Duque de Nájera, mientras que se puede derribar todo el interior del edificio.

Y es que precisamente la idea inicial de la Junta era la del derribo total del edificio basándose en un informe técnico realizado por la empresa Vorsevi en la que se hablaba de un precario estado del inmueble en general con múltiples patologías que hacían que el derribo fuera la mejor opción. No obstante, desde la Junta se insistió en que no se había tomado en firme la demolición y que sería la empresa que ganara el concurso la que decidiera si el edificio se podía mantener en pie, tirarlo en parte o demolerlo al completo.

Tras la polémica suscitada y sobre todo debido a la oposición del Colegio de Arquitectos de Cádiz, que veía a este edificio como una obra singular, se decidió suspender el concurso a la espera de que Cultura hiciera un informe sobre su valor y sobre lo que se debía conservar.

La Escuela Oficial de Náutica y de Formación Náutica-Pesquera fue diseñada, a mediados de los años sesenta, por los arquitectos José López Zanon y Luis Laorga Gutiérrez y costó unos 70 millones de pesetas.

El delegado provincial de Economía de la Junta de Andalucía, Daniel Vázquez, que es el responsable del Plan de Sedes que ha diseñado para la capital gaditana, señaló hace unos días que estas recomendaciones tendrían que incluirse en el nuevo concurso y habría que cumplirlas en los casos en los que fuera técnicamente posible.

El edificio de Náutica pondrá a disposición de la Junta de Andalucía más de 7.000 metros cuadrados y aunque aún no se tiene decididas qué delegaciones provinciales se van a instalar en el mismo, se baraja la posibilidad de Educación, Innovación e incluso Igualdad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios