La estructura de la nave central de la Plaza estará lista en septiembre

  • El Ayuntamiento gaditano explica que la obra del Mercado central, en la que trabajan cuarenta personas, se desarrolla a mayor ritmo del previsto inicialmente

Comentarios 3

La reforma del Mercado Central de Abastos avanza actualmente con la construcción de la estructura de la nave central, que según prevé el Ayuntamiento gaditano, podrá estar lista el próximo mes de septiembre, cuando está previsto que comience la colocación de la parte superior de la nave, el techo.

Ahora mismo, además de en la estructura de la nave se está trabajando en la pantalla, en el hormigonado del vuelo del perímetro y en los puestos piloto. En total, son cuarenta las personas que están afanándose en la esperada rehabilitación del Mercado Central.

Desde el equipo de gobierno municipal se explica que la actuación "no sólo sigue cumpliendo los plazos previstos sino que incluso va un poco adelantada".

La nave central que ahora se ve crecer en el centro de la antigua estructura acogerá, una vez finalizadas las obras, los puestos de pescado y de verdura.

La restauración de la plaza fue adjudicada a la empresa Corsam Corviam por un montante de 7.390.864 euros. De este importe, el Gobierno central aporta algo más de 4,5 millones (el Ayuntamiento llegó a exigir esta subvención en los tribunales) y la Junta, cerca de un millón de euros.

La construcción de este edificio del casco histórico data de hace más de un siglo y desde entonces sólo se ha reformado en una ocasión, explica el gobierno local. Desde que comenzaron las obras, con una duración prevista de 16 meses, los detallistas están realojados en dos carpas ubicadas en los aledaños del Mercado.

Los primeros trabajos en la plaza comenzaron el día 2 de abril del pasado año con la demolición de los puestos anexos, que se trasladaron a la carpa de realojo de menor tamaño. El día 4 de octubre se produjo el inicio de la demolición del Mercado Central de Abastos, una vez que todos los puestos fueron trasladados a la carpa grande.

Desde hace unos años se vienen acometiendo obras de mejora en los diferentes mercados de la ciudad. La primera actuación de este tipo fue la construcción del Virgen del Rosario en los antiguos cuarteles de Varela. La instalación está en los bajos de un edificio municipal que en los pisos superiores acoge viviendas. Entre el mercado y los pisos hay una planta para oficinas que tiene como objetivo amortiguar los ruidos de la plaza.

La construcción de este inmueble permitió desalojar dos mercados, el de la Merced y el de San Severiano. El de la Merced tenía una actividad prácticamente testimonial y tras reubicar a los detallistas se rehabilitó para darle un nuevo uso como centro de flamenco. Como tal lleva ya funcionando varios años.

Con respecto a las instalaciones de San Severiano, fueron derribadas para dejar paso a un nuevo viario.

Actualmente quedan otros dos mercados en la ciudad, el de San José y el de la barriada de La Paz, ambos privados. Para este último, que es el que se encuentra en peor estado, hay planes de reforma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios