Los estibadores ratifican en asamblea la suspensión de la huelga

  • El comité de empresa apaciguó ayer a su plantilla y se aleja definitivamente el miedo a la liberalización de este sector

Cumpliendo con los trabajadores a los que representan, el sindicato mayoritario en el comité de empresa de Estigades reunió ayer a horas muy tempranas y con carácter de urgencia a la totalidad de la plantilla de estibadores del puerto de Cádiz. El objetivo era informarles de todo lo ocurrido el lunes en Madrid durante la reunión que los delegados sindicales de la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar mantuvieron para conocer las modificaciones que PP y PSOE plantean hacer a las enmiendas a la Ley de Puertos actualmente vigente.

Ellos venían de Madrid gozosos de haber visto desaparecer las orejas del lobo y de esa sensación contagiaron al casi centenar de estibadores que han temblado durante meses ante la posibilidad que se planteaba de liberalizar el servicio de carga y descarga de los barcos que llegan a puerto.

Pero algún estibador que contactó ayer con este medio defendía que la muestra de unidad "en bloque" del sector ha sido un factor fundamental a la hora de negociar la marcha atrás por parte de las dos fuerzas políticas más importantes dentro del espectro político nacional.

Si las enmiendas que inicialmente querían aprobar pasaban por la reducción del papel del sector público dentro del sistema portuario, el arranque de la modificación quedó en agua de borrajas. Y así lo hicieron saber los miembros del comité de empresa de Estigades, que gestiona este servicio de estiba y desestiba.

Con Francisco Parra a la cabeza, como presidente del comité de empresa, se informó a los estibadores de todo lo ocurrido en Madrid aunque dejaron claro que la desconvocatoria definitiva de la huelga convocada a partir del 11 de mayo quedaba supeditada a la inclusión del principio de acuerdo en el dictamen de la Comisión de Fomento del próximo miércoles. En la asamblea general de la Coordinadora se autorizó a su coordinador general, Antolín Goya, a ir desconvocando las huelgas previstas a medida que se vaya garantizando su cumplimiento.

Otros sindicatos tienen también presencia en el sector de la estiba. CC OO, UGT, CGT, son algunos de ellos pero su voz es bastante más minoritaria que la de la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar. A pesar de ello, la desconvocatoria oficial a nivel nacional queda también a expensas de que los estibadores que depositan en esas formaciones su confianza respalden las nuevas tesis.

De todas formas, UGT, por ejemplo, en boca de Matías Agrafojo, secretario general de la Federación de Transportes, Comunicación y Mar (FTCM ) de UGT Cádiz, hacía ayer hincapié en el rechazo, que aún perdura, a la eliminación que se pretende a nivel federal de las denominadas Sociedades Estatales de Estiba y Desestiba, que cuentan con presencia tangible del sector público. "Esta presencia del Estado aporta un grado de tranquilidad al estatus laboral de los portuarios".

Por su parte, sindicatos como CGT se han mostrado igual de combatientes contra la privatización de los servicios generales portuarios. Desde estas siglas aportan un nuevo temor que, al parecer, no flota en el ambiente del puerto de Cádiz. Ellos mantienen que la propuesta de liberalización afectaría a la totalidad de los servicios generales, ahora en manos de las autoridades portuarias y, de alguna manera, a servicios como el mantenido por la Policía Portuaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios