Una espera más amable

  • La cineasta Sara Gallardo, el periodista Antonio Campos y entidades de mujeres contra el cáncer decoran la sala de radioterapia del Puerta del Mar

La sala de espera de Radioterapia del Hospital Puerta del Mar ayer. La sala de espera de Radioterapia del Hospital Puerta del Mar ayer.

La sala de espera de Radioterapia del Hospital Puerta del Mar ayer. / Jesús Marín

Comentarios 1

Las esperas a veces se hacen interminables, y más cuando la persona que aguarda no se encuentra bien. Para aliviar esta sensación y hacer ese tiempo más llevadero a las personas que tienen que someterse a tratamientos de radioterapia, la cineasta Sara Gallardo y el periodista Antonio Campos junto con la Asociación Gaditana de Mujeres con Cáncer de Mama (Agamama), el colectivo Valientes y Guerreras, la Asociación Española contra el Cáncer, la tienda de estética oncológica Vivir en Rosa y Nieves Morano han decorado la sala de espera de radioterapia del Hospital Puerta del Mar, con el objetivo de hacer "más amigable" el aspecto que presenta.

Para realizar la remodelación de este espacio, han destinado el importe íntegro (1.000 euros) del premio otorgado por el jurado del festival de cine documental de Cádiz Alcances al cortometraje Despertar, dirigido por Sara Gallardo y Antonio Campos, y en el que participaron los cinco colectivos de mujeres contra el cáncer antes mencionados.

Sara Gallardo cuenta que como la cantidad económica del premio no era suficiente, han contado también con la colaboración de otras empresas y entidades para poder decorar completamente la sala de espera de radioterapia y hacer alguna aportación a la de quimioterapia.

Destaca que antes de ponerse manos a la obra, consultaron a las personas que utilizan esas salas qué les gustaría que hubiera allí para hacerles la espera más agradable. La respuesta de la mayoría fue: "Cualquier cosa que me haga olvidar dónde estoy".

Y con esa finalidad han decorado una de las paredes con una ilustración que representa el proyecto Despertar, obra de la ilustradora de San Fernando María Gómez. El resto de las paredes de la sala cuentan con diversos motivos relacionados con esa ilustración, de manera que da una sensación de unidad estética en toda la estancia.

También hay un gran árbol de los deseos en una de las paredes. Algunas de las hojas de ese árbol son de pizarra, de forma que los usuarios puedan escribir mensajes en ellas. También puede leerse la frase "Tras el vivir y el soñar, está lo que más importa: el despertar", de Antonio Machado.

Asimismo, se ha instalado una fotografía de gran tamaño de un entorno natural: la Punta del Boquerón, en la playa de Camposoto, tomada por el fotógrafo de San Fernando Elías Pimentel. Se trata de una imagen que transmite paz y tranquilidad, e invita a evadirse a quienes pasan por esta sala de espera.

El espacio cuenta con algún otro adorno, además de estanterías con libros para que los usuarios puedan leerlos mientras esperan su turno, una torre de sonido a través de la que se escucha un hilo musical y una televisión de pantalla plana para aliviar la espera de los usuarios.

El hospital ha colaborado en la remodelación de la sala con trabajos de albañilería, la colocación de plantas, una fuente de agua y pantallas con turnómetro.

Sara Gallardo cuenta que también se ha instalado un buzón para que las personas que lo deseen introduzcan en él sus historias, que luego la escritora Alicia Domínguez convertirá en relatos que irá publicando en Facebook, y con los mejores hará un libro.

La cineasta señala que el presupuesto no les llegó para remodelar la sala de quimioterapia, pero al menos han instalado allí una librería, mandalas para colorear y han dejado información para que los usuarios cuenten sus historias y las introduzcan en el buzón de la sala de radioterapia.

Desde el Hospital Puerta del Mar señalan que la actuación que se ha llevado a cabo en este espacio se enmarca dentro del Plan de Humanización que está desarrollando el centro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios