El escudo que marcó el comercio con el nuevo mundo

  • El Museo Provincial expone en una de sus salas el emblema del siglo XVIII que presidía la fachada del Consulado de Indias

Remedios Palma habla con Fran González (izquierda) y Juan Alonso de la Sierra ante el escudo del siglo XVIII. Remedios Palma habla con Fran González (izquierda) y Juan Alonso de la Sierra ante el escudo del siglo XVIII.

Remedios Palma habla con Fran González (izquierda) y Juan Alonso de la Sierra ante el escudo del siglo XVIII. / jesús marín

Comentarios 1

El Museo Provincial de Cádiz se unió ayer a la celebración del tricentenario del traslado de la Casa de Contratación con el comienzo de un ciclo de exposiciones en el que se mostrarán diversas piezas del Museo que están relacionadas de alguna manera con la conmemoración y con su momento histórico. La primera muestra, inaugurada en una sala de la primera planta del edificio de Mina, incluye el escudo que presidía en el siglo XVIII la fachada al Consulado de Indias, en la calle San Francisco, así como tres monedas de la época y un arca de tres llaves usada en aquel siglo para guardar dineros y documentos valiosos. Un audiovisual completa la pequeña muestra, que podrá verse hasta el 28 de mayo. La apertura contó con la presencia de la delegada provincial de Cultura, Remedios Palma; el diputado provincial responsable del Tricentenario, Fran González, y del director del Museo, Juan Alonso de la Sierra.

El Museo gaditano acogerá, además de esta muestra, dos más relacionadas con el Tricentenario. La segunda estará dedicada a la sociedad de la época, con parada en la pujante burguesía mercantil, y la última a la religiosidad en el siglo XVIII.

El escudo que preside la exposición se encuentra habitualmente en la planta baja del Museo, en la zona de recepción, y es una de las piezas más antiguas del Museo ya que entró a formar parte de sus fondos apenas dos años después de la creación del Museo Arqueológico. De color blanco, el escudo aún conserva algún resto de la policromía que le dio colorido hace tres siglos.

La pieza reproduce en su parte baja las ondas del mar y sobre ellas se sitúan las dos columnas de Hércules que flanquean dos mundos superpuestos -el viejo y el nuevo continente-. El escudo se remata con la leyenda Plus Ultra. Y en la parte inferior, un rostro con los pómulos hinchados parece significar, en palabras de Juan Alonso de la Sierra, el soplido del viento, imprescindible para los viajes marítimos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios