La entrada del 'Eloane' hace más urgente la necesidad de dragar la canal del puerto

  • El megabuque está siendo revisado por los técnicos especializados para trazar un plan

  • Tres grandes grúas preparan ya la descarga de los contenedores afectados por el deslizamiento

La llegada del gigantesco buque MSC Eloane al puerto de Cádiz ha puesto sobre la mesa que la nueva terminal de contenedores está más que preparada para cualquier eventualidad. El atraque de un Triple E como éste de 400 metros de eslora, 58,85 metros de manga y 193.489 unidades de arqueo bruto parece haber acallado las bocas que aún desconfiaban o ponían en duda el futuro y la viabilidad de la futura terminal de contenedores.

Cierto es que el proyecto ha tropezado con cientos de escollos en su camino, el peor sin duda la incertidumbre sobre si llegaban o no las ayudas de Europa para su financiación, pero al fin Cádiz tiene ya una nueva terminal y, sobre todo, tiene ya un terminalista, Concasa, dispuesta a poner toda la carne en el asador para "vender" su nuevo muelle de carga.

Lo primero ha sido asegurar la operativa y bajar dos contenedores que estaban colgando

Cabe recordar que la explotación de la nueva terminal de contenedores ha sido adjudicada recientemente a la empresa Compañía Gaditana de Contenedores, S.L. (Concasa), actual concesionario de la terminal de contenedores del muelle Reina Sofía.

Pero aún queda tela por cortar y la comunidad portuaria, en general, aprovecha para reivindicar la profundización de la canal de navegación para que el calado nunca represente un problema a la hora de abrirse a los grandes buques como el que ahora, por culpa de un desafortunado golpe de mar, visita Cádiz.

Prácticos, amarradores, estibadores, remolcadores, empresarios, todos han aplaudido el hecho de que un buque con algo más de 12 metros de calado y 400 metros de eslora haya entrado sin mayores problemas, y cargado como venía de su trayecto alrededor del mundo.

Tras la llegada el pasado martes del megabuque de la naviera MSC, ayer fue una jornada con un gran tránsito de visitas, sobre todo, de peritos y representantes de las distintas aseguradoras que intervienen en toda esta operación.

La firma Tincasur, con más de 30 años de experiencia en reparaciones navales y con una disponibilidad las 24 horas del día los 365 días del año, se ha hecho cargo de toda la operativa que conlleva la reestiba de la carga y la descarga de los contenedores que quedaron colgando en altamar tras un enorme golpe de mar.

Lo primero ayer fue traerse tres grúas móviles del Grupo Eurogrúas, con sede en Algeciras, que serán las que se utilizarán para deshacer el delicado "tetris" que se ha formado tras el deslizamiento de la carga del Eloane. Ayer llegaron hasta la nueva terminal de contenedores del puerto de Cádiz tres grúas, dos de mil toneladas y una de 1.300 toneladas, cuyo montaje requirieron en torno a 20 horas por su complejidad y por los contrapesos que necesita para cumplir con sus tareas.

Pero ayer mismo la jornada empezó a dar sus frutos y lograron descargar los dos contenedores que estaban textualmente colgando, para luego depositarlos sobre tierra. Sin querer, estos dos contenedores han pasado a la historia del puerto de Cádiz como los dos primeros contenedores que fueron depositados en la nueva terminal de Concasa en Cádiz.

Posteriormente, se ha trabajado en el trincado del resto de contenedores afectados para asegurar al máximo posible toda la operativa que les queda por delante. Ahora mismo, la prioridad máxima, según fuentes cercanas a la operación, es la seguridad, un elemento más que necesario para que el puerto de Cádiz salga victorioso de toda esta operación.

Hoy se espera que se empiece a descarga muy poquito a poco el resto de los 40 ó 50 contenedores afectados, un momento que requerirá, por el peligro que representa, el máximo tacto por parte de los técnicos encargados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios