Una empresa gaditana, pionera en obtener un certificado europeo

  • Europea de Expediciones, dedicada sobre todo a la representación en Aduanas, se ha convertido en Operador Económico Autorizado, lo que implica que es fiable

Una empresa gaditana, Europea de Expediciones, ha sido pionera junto a otras dos más en España al obtener el certificado europeo de Operador Económico Autorizado (OEA). La firma gaditana, que nació en 2001, tiene como actividad principal la tramitación aduanera y la contratación de transporte marítimo y cuenta con oficinas en Cádiz, en el Bajo de la Cabezuela y en Algeciras, y está previsto que en el futuro abra otra sede en Barcelona.

El propietario de esta empresa es Jesús Otero, un gaditano que lleva toda su vida laboral dedicado al sector marítimo. El certificado OEA permite a Aduanas, según el propio Otero, "saber de quién se puede fiar". Para ello, la Agencia Estatal de Administración Tributaria ha hecho un examen a fondo de la empresa y, como resalta Otero, "he tenido que abrir las puertas de mi empresa hasta límites insospechados".

Para ello, se tiene en cuenta un historial satisfactorio de cumplimiento de los requisitos aduaneros; un sistema adecuado de gestión de los registros comerciales y, en su caso, de los registros de transportes, que permita un control aduanero adecuado; una solvencia financiera acreditada; y, si procede, unos niveles de seguridad apropiados.

El empresario gaditano reconoce que se ha formado al personal de la compañía (14 empleados) para que sepan en todo momento qué se tiene que hacer. Además, ha tenido que invertir en seguridad de archivos y en equipos informáticos. En definitiva, lo que tienen que demostrar es estar al corriente de las obligaciones tributarias, tener solvencia financiera o que sus empleados están preparados contra el fraude.

¿Las ventajas? Básicamente, menor número de controles físicos y documentales; prioridad en los controles; posibilidad de elegir el lugar de la inspección (incluyendo el despacho centralizado nacional); mayor facilidad para acogerse a procedimientos aduaneros simplificados y declaraciones sumarias de entrada o salida con datos reducidos. Jesús Otero tiene claro que a pesar de la voluntariedad de este certificado, "el que no lo tenga en el futuro, se quedará fuera del mercado".

Otero afirma que este certificado nace por la necesidad de una mayor seguridad en los transportes de mercancías a través de los atentados del 11 de septiembre.

Curiosamente, en un principio se pensaba que este certificado podría echar del mercado a los pequeños, pero cuando Otero se informó bien de la figura, explica, "dejé de preocuparme y empecé a ocuparme", ya que veía en el OEA una oportunidad única de implantar en su empresa el I+D+I (Investigación, Desarrollo e Innovación).

Jesús Otero es optimista con la ampliación futura del puerto de Cádiz, ya que eso puede suponer un mayor movimiento de buques y mercancías y, por lo tanto, más trabajo: "veo muy positiva cualquier ampliación y mejora de la infraestructura portuaria, pero también hay que invertir más en seguridad privada". Por ejemplo, en Algeciras sí se cuenta con un escáner, pero en la capital gaditana brilla por su ausencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios