La empresa Erri-Berri iniciará en febrero la demolición del Atlántico

  • La cadena Paradores insta a esta entidad navarra a que contrate, "dentro de las posibilidades", a personas de la ciudad para que trabajen en las labores de derribo

Comentarios 6

El Hotel Parador Atlántico ya no es lo que era. Ya no es hotel. Ya no es parador. Ya no es ese espacio confortable y hospitalario que presumía ser hasta hace sólo un par de meses. Ahora no es más que un edificio vacío que tiene las horas contadas. El próximo febrero se iniciará su demolición.

La cadena Paradores prefiere no señalar aún una fecha concreta para el arranque de esos trabajos puesto que las labores de desalojo todavía no han concluido. "Aún queda trabajo por hacer aquí. El desalojo de un inmueble de estas dimensiones no se concluye tan fácilmente en dos meses", comentaba ayer a este medio la directora del Atlántico, Nieves Montisi Yagüe.

Ella es una de las pocas personas que actualmente acude al equipamiento para ir despachando el trabajo pendiente. En total son nueve los empleados de Paradores que siguen allí. A los dos directores, Montisi Yagüe y Gonzalo Fernández Corrales, se suman personal de mantenimiento, de oficina, de seguridad y de recepción.

En cuestión de semanas todos deberán abandonar el edificio para dar paso a los operarios de la empresa Construcciones y Excavaciones Erri-Berri SL. Esta empresa navarra que se encargará de la demolición del octogenario Parador ha desarrollado en los últimos años varios trabajos en la capital gaditana, como las demoliciones del edificio de la Subdelegación del Gobierno, del Fondo Norte del estadio Carranza, del antiguo colegio Carola Ribed y de algunos espacios en el Castillo de Santa Catalina, entre otras actuaciones.

El número de operarios que se emplearán en la derribo del vasto inmueble aún no se ha hecho público. Lo que sí resaltó ayer Montisi Yagüe es que Paradores va a instar a los responsables de la firma Erri-Berri a que, "dentro de las posibilidades, se contrate a personal de esta ciudad para esa obra. No depende de Paradores la contratación de ese personal, pero desde mi empresa se anima a ello a la adjudicataria de la demolición", agregó la directiva.

Algo que también destacó la responsable del Atlántico es que prácticamente la totalidad del mobiliario, así como los enseres y la maquinaria del Hotel serán reutilizados en otros Paradores, como el de Nerja, Ronda, Carmona y Ayamonte. Incluso a las puertas de las habitaciones -incluido el sistema de apertura con tarjeta- se les va a seguir dando uso en esos otros equipamientos. Paradores sólo se desprenderá de algunos muebles, que repartirá entre varias ong.

Montisi Yagüe subrayó el buen estado de la mayoría de las máquinas del Parador: "Es cierto que el edificio tiene problemas, padece aluminosis, pero sus instalaciones y maquinaria están en perfecto estado; de ahí que se haya optado por el reciclaje".

Pero sacar del edificio los aparatos de grandes dimensiones no ha resultado tarea fácil. Ha sido necesario abrir hueco en tabiques, como en el que separa el garaje subterráneo de la sala de máquinas. Sólo así ha sido posible extraer del Hotel el grupo electrógeno, el ancho depósito de agua caliente, las lavadoras industriales, varios tanques de gran superficie, etc.

Ninguno de esos aparatos ni el mobiliario regresará al nuevo Parador. Una excepción se hará con la mesa de firmas que ha servido de apoyo a personalidades como el príncipe Felipe, Gabriel García Márquez, Felipe González, Antonio Gala o Rocío Jurado. Esa histórica mesa ocupará un lugar privilegiado en el nuevo Parador, cuya construcción está prevista que comience en el próximo mes de junio y que concluya en 2012.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios