Un ejemplo a seguir en el volante

  • Luis Ibáñez recibe a sus 87 años y con más de 50 con carné de tráfico el premio de 'Conductor ejemplar'

Un gaditano se acaba de convertir en todo un ejemplo a seguir para aquellos que se suban a un vehículo. Luis Ibáñez Mínguez ha recibido la distinción de Conductor ejemplar que concede la Dirección General de Tráfico del Ministerio del Interior.

Dos son los principales requisitos para que el Gobierno conceda tales reconocimientos. El primero de ellos es ser titular de un permiso de conducir español con una antigüedad no inferior a medio siglo. El otro requisito imprescindible es que el solicitante "no haya sido condenado por autoridad judicial, ni sancionado gubernativamente por delitos, faltas o infracciones graves de circulación", según explica la Subdelegación del Gobierno en Cádiz.

Y Luis Ibáñez, lógicamente, cumple estos dos requisitos. A sus 87 años, Luis no conoce infracciones o percances ocurridos con él como conductor, pese a que posee carné desde 1938.

Este gaditano consiguió el permiso de conducir cuando realizaba el servicio militar, con tan sólo 18 años. Durante esos años condujo varios vehículos militares y de ahí pasó a conducir los suyos particulares, que pese a casi setenta años con carné no han sido muchos. De hecho, su hija María del Camino recuerda un Seat que tuvo "durante veintitantos años" y un Ford Fiesta que adquirió después y que también fue su coche durante un período de tiempo aproximado. Y es que además de ser un buen conductor -lo cual lleva aparejado la ausencia de golpes y otros problemas para el vehículo-, Luis Ibáñez es muy cuidadoso con los vehículos. "Los mima mucho", dice su hija, que comenta que en la actualidad es él quien cuida su coche y "le mira el aceite y esas cosas".

Luis ya no tiene carné, desde que en el año 2006 no lo renovó, pero aún conserva el último permiso que le entregó la propia Dirección de Tráfico junto con el diploma y una insignia de oro que lo acreditan como Conductor ejemplar a nivel nacional. Es el premiado número 107 desde que el Gobierno instituyó este reconocimiento en el año 1975 "y el primero que conceden en toda Andalucía", asegura María del Camino.

Luis Ibáñez tuvo conocimiento de este premio leyendo un artículo de prensa. Viendo que podía optar al premio por cumplir con las bases, decidió solicitarlo a Tráfico, que se lo ha concedido. "Está que no cabe de gozo en el traje", explica su hija. "Ha hecho copias del diploma y lleva puesta siempre la insignia en la solapa, enseñándosela a todo el mundo". Pese a que no volverá a conducir y que acumula ya 87 años de vida, recibir este premio ha rejuvenecido a Luis Ibáñez, que después de casi setenta años conduciendo se ha convertido en todo un ejemplo a seguir por todos los conductores debido a su inmaculado expediente en Tráfico. Sin duda, es un Conductor ejemplar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios