Hermandades Resultados del Centro de Atención al Cargador

Los efectos de la carga

  • Un total de 128 cargadores necesitaron ser atendidos la pasada Semana Santa

Comentarios 12

Uno de los estrenos de la pasada Semana Santa fue el del Centro de Atención al Cargador, una iniciativa que puso en marcha el Consejo de Hermandades merced a un convenio con la Universidad de Cádiz. Y el resultado de esta acción de apoyo al mundo de la carga se saldó con la asistencia a 128 cargadores durante los seis días en que funcionó este equipamiento (de Lunes a Sábado Santo).

Las atenciones de las ocho alumnas de la facultad de Fisioterapia de la UCA dirigidas por Francisco Javier Pérez han dado como resultado un estudio que aporta datos muy curiosos, que no reveladores, sobre los efectos de la labor y el esfuerzo que los cargadores realizan debajo de los pasos.

Así, el informe realizado por los responsables del Centro de Atención al Cargador desvela que la mayoría de lesiones se debieron a sobrecargas (107), seguido de las contracturas (66); en muy menor medida, la pasada Semana Santa se atendieron también dos esguinces, cuatro heridas y una contusión. Con respecto al grado de las lesiones, la mayoría de ellas (un 75%) fueron de carácter aguda; 25 de estas lesiones eran crónicas y otras 7 se debían a la reaparición de una antigua lesión. Además, el informe refleja que el 62% de los cargadores atendidos (79, concretamente) no realizaron una preparación física previa al esfuerzo de portar un paso, frente a un 38%.

Al margen de estos datos, el Centro de Atención al Cargador desvela curiosidades con respecto a las hermandades y con respecto al interior de los pasos.

En el primero de los casos, se refleja que la cofradía de la que más cargadores ha atendido este servicio ha sido la del Perdón (22 visitas), seguida de Borriquita y Columna (13 cada una de ellas), Sentencia (12) y Sagrada Cena (10 cargadores). El resto de los cargadores pertenecían a Descendimiento (7), Las Penas, Vera-Cruz y Nazareno (5 cada una), Piedad, Ecce-Homo, Cigarreras, Expiración y Buena Muerte (con 4 atenciones cada una de ellas), Oración en el Huerto (3), Las Aguas y Medinaceli (2) y El Caído y Afligidos (un cargador de cada hermandad). Curiosamente, en el informe del centro se constata que fueron atendidos también cinco cargadores del Nazareno del Amor y otros dos de La Palma, hermandades que no realizaron su estación penitencial a causa de la lluvia.

En función de esto, el día que más trabajo tuvieron los fisioterapeutas fue el Jueves Santo, con 30 atenciones, seguido del Miércoles (con 27) y del Martes (con 25).

En referencia al interior de los pasos, también se han sabido aspectos más que curiosos como que la mayoría de los cargadores lesionados portaban el paso con el hombro izquierdo (80 frente a 48 que lo hacían con el derecho); que la mayoría también carga sin camiseta (75 frente a 49); e igualmente, que el mayor número de lesiones suele producirse en la parte delantera y en la trasera de los pasos, frente a un reducido cupo de cargadores que cargan por la zona del centro. Otra curiosidad es que nueve de los cargadores atendidos no utilizaron faja para proteger sus cuerpos.

Todas estas cifras aportan datos -y algunas curiosidades- sobre los efectos que la carga produce durante la Semana Santa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios