Remodelación de plaza de sevilla Los trámites previos

Los edificios no se derribarán hasta que no se construyan los nuevos

  • Las administraciones afectadas permanecerán en sus emplazamientos actuales durante las obras · El Ayuntamiento tiene "serias dudas" de que toda la operación esté terminada para el año 2012

Comentarios 87

El derribo de los edificios administrativos de la plaza de Sevilla no se van a llevar a cabo hasta que no estén construidos los nuevos que se harán en una pastilla que pertenece a la Autoridad Portuaria junto a la actual carretera industrial.

El Ayuntamiento de Cádiz se muestra muy preocupado porque duda mucho de que toda la operación urbanística pueda estar lista para el año 2012, viendo al ritmo que hasta ahora se están desarrollando todos los trámites.

El convenio que se aprobó ayer en el Pleno municipal no establece que haya que buscar un emplazamiento provisional para Aduanas, sino lo que se refleja es el compromiso de la puesta a disposición a la Administración General del Estado de un inmueble de similares características al actual, en cuanto a superficie e instalaciones y en el entorno de plaza de Sevilla.

Esta acción, tal y como se refleja en el convenio que se firmará el día 20, "se considera clave" para el desarrollo de la operación "dado el lugar estratégico que ocupa el mencionado edificio, "por ocultar la fachada principal de la estación histórica".

Precisamente, para Aduanas todavía no está especificado el lugar en el que va a ir, aunque todo parece indicar que irá en los terrenos anexos a la carretera industrial junto al de la Seguridad Social, ya que hay metros suficientes para ello.

En la actualidad, además de Aduanas, está el edificio ya desalojado de la Comandancia de Marina, y el que ocupa el Instituto Social de la Marina.

La idea municipal es la de empezar las obras en la plaza de Sevilla por el aparcamiento subterráneo, el cual podría tener su estructura terminada a principios del año 2010. Después, aunque se siga trabajando en el interior, ya se puede volver a restablecer el tráfico encima, ya que durante las obras la circulación tendrá que ser desviada por la pastilla de terreno donde irían situados los edificios administrativos, o bien junto a la vía del tren donde se harán los otros inmuebles de oficinas. El Ayuntamiento en el mes de marzo ya tendrá el anteproyecto del aparcamiento subterráneo y con el mismo, ya podrán licitar las obras.

Mientras tanto, Adif debe enajenar la zona de los inmuebles de oficinas, para que el comprador, posiblemente la Zona Franca de Cádiz, pueda realizar el proyecto y licitarlo. Asimismo, Adif puede, una vez que se firme el convenio el próximo día 20 en el Ministerio de Fomento en Madrid, sacar a concurso la concesión y explotación del hotel que debe ir situado sobre el vestíbulo actual de la estación, que se encuentra cerrado a pesar de haber concluido las obras hace dos años.

Asimismo debe hacer el proyecto de adecuación de la marquesina antigua de la estación para adaptarla a un centro comercial dentro de lo que se considera como el proyecto Vialia.

Según lo que aparece en el convenio, para las parcelas desafectadas del uso ferroviario se establecerán 4.185 metros cuadrados de suelo ye edificabilidad para la estación de autobuses en los bajos de los edificios; otros 23.804 metros cuadrados para uso terciario; y 750 metros para una estación de servicio.

Mientras tanto, en las parcelas que siguen afectas al servicio público ferroviario pero en las que el planeamiento le asigna un uso lucrativo, hay 5.811 metros cuadrados en el edificio nuevo y 5.500 en la antigua marquesina. A ello se le unen los 11.950 metros para el hotel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios