La crisis económica obliga a la búsqueda de trabajo en el servicio doméstico

  • Los sindicatos admiten que el aumento del paro eleva la oferta de empleadas del hogar · UGT y CCOO elaboran estudios para la Seguridad Social contra el fraude fiscal

Comentarios 8

"En los periodos de crisis, como ocurre ahora mismo, aumenta la precariedad laboral, sobre todo en trabajos relacionados con la limpieza o asistencias en el hogar", señalaba Manuel Campoy, secretario provincial de Empleo de Comisiones Obreras. Y es que la fuerte recesión económica provoca un efecto dominó que afecta de lleno al núcleo familiar. Cuadrillas enteras de trabajadores de la construcción se han quedado en paro por el parón que sufre este sector en la provincia, donde el desempleo marca un récord a nivel nacional. Por ello, muchas mujeres se ven obligadas a ofrecer sus servicios como empleadas del hogar para capear el temporal a la espera de mejores tiempos.

No obstante, muchas de esas mujeres trabajan sin estar dadas de alta en la Seguridad Social. "Es muy difícil detectar y controlar la cantidad de personas que se dedican a estas labores de manera irregular", apunta Pedro Custodio González, secretario provincial de UGT.

CCOO y UGT reconocen que no hay una estadística sobre el número de asistentas sin estar afiliadas a la Seguridad Social. "Lo que sí sabemos es cuántas de esas trabajadoras se encuentran dadas de alta", matizaba Campoy.

Pedro Custodio González indica que la búsqueda de este tipo de empleos sin contrato refleja a las claras la necesidad que tienen muchas parejas jóvenes o familias que se han quedado sin ingresos. "Se trata de una ocupación que aporta una entrada de dinero que sirve para sobrevivir, pero no es futuro". El responsable de UGT cree que una de las soluciones para acabar con la precariedad laboral de muchas empleadas del hogar parte de la necesidad de "organizarse y constituir cooperativas para ofrecer sus servicios". González concretó que los trabajos de las asistentas del hogar por una o dos horas son los menos regularizados, puesto que tanto empleado como empleador acuerdan ahorrarse la aportación a la Seguridad Social.

Los sindicatos UGT y CCOO, junto a empresarios, forman parte de una mesa contra el fraude fiscal en la provincia a petición de la Tesorería General de la Seguridad Social y en colaboración con la Inspección de Trabajo. Con esta iniciativa se pretende evaluar y detectar en qué sectores se produce mayor índice de economía sumergida. En este sentido, ambas fuerzas sindicales han elaborado un estudio con propuestas para detectar estas actividades que afectan a la economía.

Manuel Campoy adelantó que ayer entregó el estudio confeccionado por Comisiones Obreras y en el que se incide, entre otros, sobre la precariedad en el servicio doméstico. Pero también apunta a otros sectores en los que se refugia la economía sumergida en el ámbito provincial. Son los casos de la marroquinería o sector de la piel en localidades serranas como Ubrique o Prado del Rey; el transporte o la construcción, donde hay mucho personal que trabaja sin estar afiliado a la Seguridad Social. Los medios de comunicación o profesiones liberales como médicos o enfermeros también se incluyen en el informe de Comisiones Obreras, así como la hostelería o el comercio. Tampoco se quedan atrás actividades relacionadas con el cuidado de mayores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios