Una dovela de 1.000 toneladas para la pila 10

La ministra pudo ayer comprobar que el puente avanza según lo previsto, algo que quedará más patente aún en los próximos días, cuando se realice el izado de la dovela de mayor tamaño del tramo atirantado y que terminará de unir el tablero con la pila 10. Esta estructura tiene 50 metros de longitud y un peso de 1.000 toneladas, por lo que será necesario que en su colocación intervenga no sólo el carro de izado descendente de la pila 12 sino también la grúa que se colocó sobre la pila 10 para ayudar a subir el tramo desmontable. Una vez que esta pieza se coloque solo faltará otra dovela en la orilla puertorrealeña y podrá decirse que el tramo atirantado, el más complicado de los cuatro viaductos de que consta el puente de Cádiz, estará acabado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios