Los documentos secretos de la explosión

  • El nuevo Consejo de Ministros tendrá la última palabra para aportar luz a los motivos de la catástrofe de Cádiz de 1947

Comentarios 4

 La explosión de Cádiz del 18 de agosto de 1947 puede tener una explicación documentada 65 años  después. Todo está pendiente de la formación del nuevo Gobierno y de que el Consejo de Ministros apruebe la propuesta que tiene sobre la mesa de desclasificación de 10.000 documentos secretos de archivos militares que, según el criterio de los informes técnicos, ya no afectan a la seguridad nacional. El proceso se paralizó por la inminencia de las elecciones generales y en las próximas semanas se sabrá si sigue adelante.

La información que vería la luz corresponde al periodo que transcurre desde el año 1936 hasta 1968. Esto sitúa 1947 dentro del intervalo a desclasificar y los motivos que provocaron la explosión de Cádiz de ese año en uno de los secretos a dilucidar. Diario de Cádiz ha contactado con personal del Archivo Central del Cuartel General de la Armada para constatar que dentro de esta liberalización masiva de documentos se pueda encontrar información específica acerca del suceso y de la posterior investigación. Desde el Archivo Central reconocen que lo "normal es que ahí se encuentre información al respecto".

La mayor parte de la información relativa a la explosión se encuentra en otro centro documental, en el Archivo General de la Armada (AGA) de Alcalá de Henares, entre todas las cajas que pertenecieron al Ministerio de Marina de la dictadura franquista. Desde el Archivo Central de la Armada se encargan de gestionar las distintas solicitudes de expedientes y explican que lo normal es que "si hay algo, está bajo nuestra custodia". Lo único que dificultaría su estudio es la inexistencia de un apartado específico sobre la catástrofe y se tendrá que realizar una labor de investigación para encontrar el material relacionado con Cádiz y aquel acontecimiento.

¿Qué pueden aportar ? 

Parte de ese trabajo de investigación lo ha realizado José Antonio Aparicio, que publicó hace dos años el libro de investigación sobre el tema La noche trágica de Cádiz. En su trabajo aportó algo de luz sobre la posible razón de la explosión. Encontró la palabra 'nitrocelulosa', conocida como algodón pólvora, y por casualidad también se encontró con una teoría que explica científicamente el más que posible detonante de la desgracia del 47. 

Quien se encargó de redactarla fue Miguel Ángel López, experto en pólvora y conocedor de la nitrocelulosa. López aseguró cuando se público la teoría que, con este compuesto de por medio, no le cabía la menor duda, "ocurrió lo que suele ocurrir con el algodón pólvora, que se descompuso espontáneamente en una reacción inevitable que comienza inmediatamente después de su fabricación".

Existen muchos interrogantes aún por resolver que respaldarían esta teoría. Queda pendiente de saber de dónde vinieron las cargas que explosionaron. Si fue de un barco italiano o fueron compradas directamente a Alemania. Sabiendo esto se verificaría si conocían la composición de la mercancía o no. En el caso de que lo supiesen sería importante conocer el por qué las dejaron. También se confirmaría si una explosión anterior en el Ferrol está relacionada con un tipo de material explosivo que tuviera nitrocelulosa, al igual que en Cádiz.

Para José Antonio Aparicio, "sabemos lo que pasó antes pero no sabemos nada de lo de después". La documentación que debía de estar en el Observatorio de San Fernando desapareció y a día de hoy se desconoce todavía qué pasó con la investigación posterior que se mandó hacer desde Madrid. Como explica Aparicio, "de todos los escritos que se cursan siempre hay dos copias, la copia del que lo remite y la del destinatario, sería muy extraño que la Armada no tuviera ningún informe sobre lo ocurrido en Cádiz, esto tiene que estar en algún sitio".

La justificación de la existencia de estos expedientes la basa Aparicio en otros documentos que ya conoció en su investigación anterior como las órdenes tras la explosión a todos los buques de la Armada para deshacerse de las cargas de seguridad de las que no se supiera su composición y la de alejarlas de los núcleos de población. "Algo habían descubierto", aduce. Además, habrá que sumar otros elementos que se desconozcan y que la investigación de los documentos pueda aportar. Si lo que suponen los investigadores y lo que constatan desde la Armada es cierto con esta nueva información se podría dar un carpetazo definitivo al acontecimiento más trágico de la historia reciente de Cádiz. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios