Dos nuevos dispositivos logísticos para catástrofes y grandes emergencias

  • Ayer se presentaron en Cádiz las dos unidades móviles con las que contará la provincia y que permiten desplegar un hospital de campaña en el lugar del siniestro

Comentarios 2

Los incendios que se produjeron en Chiclana este verano, el vuelco de un camión que trasladaba mercancías peligrosas y presentaba riesgo de explosión, el naufragio en Barbate del buque Nuevo Pepita Aurora o el mundial de motociclismo, fueron algunas de las diez ocasiones en las que el año pasado se emplearon los equipos especiales de emergencias que sirven para desplegar in situ un pequeño hospital de campaña. Se trata de dispositivos móviles que aunque pensados principalmente para casos de catástrofe también acuden cuando se prevé que pueda darse un alto número de víctimas o en acontecimientos que implican grandes concentraciones de gente.

Ayer se presentaron en Cádiz, en la estación marítima de el Puerto de la capital, dos nuevas unidades de apoyo logístico de emergencia. Mientras que en el resto de provincias andaluzas habrá un sólo vehículo de este tipo, Cádiz tendrá dos. Uno, emplazado en el Hospital de Jerez, el otro, en el Punta Europa de Algeciras para el área del Campo de Gibraltar.

Cada uno de estos equipos (parecidos a una ambulancia pero que sólo sirven para trasladar material y además llevan un remolque) tienen todo lo necesario para atender a unas 50 personas. Así, una tienda de campaña para albergar a las víctimas y donde poder tratar a los heridos a lo que se añade todo lo necesario en caso de urgencias, desde los monitores desfibriladores utilizados cuando se produce un paro cardiaco, al oxígeno y los medicamentos básicos.

Asimismo, los vehículos están dotados de autogeneradores, muy útiles en caso de que no existan puntos de electricidad para el uso de aparatos y que permiten de igual modo una potente iluminación de la zona del siniestro. Por otro lado, una red de comunicación autónoma. El equipo móvil cuenta con una antena que genera una señal que abarca un radio de 150 metros. Dicha red de comunicación permite a los profesionales sanitarios estar comunicados entre sí, algo que facilita el trabajo y una mejor coordinación y hace que la atención sea más rápida y efectiva.

Los vehículos vienen a sustituir a los anteriores que no eran equipos especiales sino ambulancias adaptadas para la carga de material. Las dos unidades que cubrirán la provincia han supuesto un coste de 266.000 euros.

Pero ¿cómo se trabaja? El equipo del vehículo de apoyo logístico, constituido por dos técnicos sanitarios, se desplazan a la zona del siniestro. Allí se realiza el montaje del hospital de campaña. Mientras tanto se produce el desplazamiento del equipo médico que se precise según lo ocurrido. Los profesionales hacen una criba de los enfermos (denominado triaje). Los que necesitan atención urgente son atendidos en las camillas de la tienda de campaña donde se les estabiliza y se realizan los procesos asistenciales vitales. Una vez estable, el paciente es trasladado en ambulancia al hospital más cercano.

Esto es para lo que sirve y para lo que son necesarios estos equipos que en caso de catástrofe pueden evitar muchas muertes. El deseo, que jamás tengan que utilizarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios