"De un día para otro te echan el préstamo atrás"

  • Una pareja gaditana lucha ahora para recuperar la señal tras denegarles un crédito

Una pareja gaditana intenta recuperar los 6.000 euros que dio de señal después de que el banco les rechazara un préstamo que creían seguro. Él tiene 34 años y ella, 28, ambos contratos indefinidos, suman entre los dos 2.000 euros mensuales de sueldo y cuentan con ahorros para una buena entrada. Buscaron en Chiclana, porque ella trabaja allí, una casa con parcela. Y la encontraron.

Es ella la que explica las dificultades que existen en Chiclana a la hora de conseguir una buena tasación por la situación legal de las viviendas: muchas veces la parcela no consta en el Registro de la Propiedad, sólo el edificio, lo que resta mucho valor. La casa que encontraron valía 288.500 euros y está en una buena zona, la del Campito; casi toda la parcela estaba registrada. El vendedor estaba al borde del embargo y pedía una señal alta que ellos abonaron, de 6.000 euros, aunque tuvieron la cautela de introducir una cláusula en el contrato que les garantizaría la devolución de ese dinero si no conseguían una hipoteca.

El primer problema vino con la tasación, que fue por 325.000 euros. Les faltaba dinero, porque al coste del inmueble había que sumarle el de los gastos, pero lo consiguieron. En el banco les daban por concedido un crédito del cien por cien, pero cuando la sucursal mandó las cuentas a Madrid ese cien por cien se convirtió en un 85%. Tuvieron que olvidarse del piso y de los más de 300 euros que costó la tasación. Dos meses y medio después no han conseguido la devolución de la señal y están dispuestos a llegar al juzgado "aunque nos tengamos que poner en la lista de los 20.000 acreedores que tiene el vendedor", explica esta gaditana.

Finalmente han encontrado una casa en otra zona de Chiclana, más barata y con la ventaja de que todo el terreno está registrado. Han recurrido a un amigo que trabaja en la búsqueda de créditos y lo han conseguido: esperan firmar escrituras la semana que viene. Ya escarmentados, se han negado a pagar señal.

Pero conseguirlo no ha sido fácil. Además de los problemas que ahora dan unas tasaciones con las que antes "podías jugar, había más margen" las entidades sólo están dispuestos a dar un 80% del valor tasado, y "raro es el banco" que no pide también un avalista. Les han hecho presentar una vida laboral y hasta los movimientos bancarios antes de concederles el préstamo.

Otro gaditano pensó en buscar otra hipoteca, más barata y por más dinero para cubrir también el crédito del coche. Fue a la sucursal gaditana de un banco que promociona un préstamo barato para personas que tengan hipoteca desde hace varios años, pero allí se lo pusieron muy negro: le dijeron que los gastos eran altísimos y le mandaron a un banco concreto de la competencia. Allí se interesó por un crédito "abierto", que permite ir ampliando cantidades pero el gestor, en vez de contarle las ventajas del producto le explicó detalladamente todas sus desventajas, le dijo que no le convenía... y le mandó a otro banco de la competencia. Ya a ese no fue.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios