El fuego destruye unos vehículos de atracciones en Santa Bárbara

  • Los bomberos tuvieron que sofocar también un incendio en un turismo que se encontraba aparcado en la avenida Duque de Nájera, junto al Hotel Atlántico

Dos incendios, con ocho horas de diferencia entre uno y otro, obligaron a efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos a desplazarse para sofocarlos a la zona del parque Genovés.

El primero fue detectado por un ciudadano sobre la una de la madrugada de ayer, que se percató de que salían llamas desde el paseo de Santa Bárbara, lo que notificó al 091 que a su vez avisó a los bomberos.

Cuatro bomberos, apoyados por un vehículo autobomba urbana pesada, emplearon una hora en sofocar el fuego en la furgoneta matrícula CA-4414-AV y el remolque que estaba unido a la misma, R-7891-BRR, utilizado para llevar atracciones feriales, que salieron ardiendo por causas que se desconocen.

Posteriormente, pasadas las nueve de la mañana, en la avenida Duque de Nájera, junto a la valla del Hotel Atlántico, se incendió un vehículo Citroen Xsara, que quedó completamente calcinado, afectando también las llamas a un turismo Peugeot 307, que se encontraba aparcado junto al siniestrado.

Desde el Consorcio Contraincendios se desplazaron al lugar del siniestro cuatro bomberos, con tres vehículos, que emplearon 500 litros de agua para sofocar el fuego, lo que les obligó además a utilizar equipos de respiración asistida para realizar su trabajo con seguridad.

Por otra parte, a lo largo de la jornada del jueves los bomberos tuvieron que llevar a cabo diversas salidas para intervenir en las diversas incidencias originadas, con la colaboración la Policía Local, como consecuencia del temporal de viento y lluvia que afectó a la ciudad.

A ese respecto, a las diez de la mañana acudieron a la calle Pérgolas, en Bahía Blanca, para retirar una rama que había caído de un árbol.

Asimismo se desplazaron a la calle Sagasta para asegurar una jaima que corría riesgo de caer la calzada desde una azotea del edificio

También en la avenida del Campo del Sur retiraron dos farolas fernandinas afectadas por el viento y en la calle Arbolí retiraron una ventana de una vivienda que amenazaba con caer sobre los peatones.

Por otro lado, a primeras horas de la tarde, se demandó su presencia en la calle Belén, donde en un patio interior de una vivienda habían caído unos cascotes, lo que se comunicó al presidente de la comunidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios