Los depósitos de tabacos serán un equipamiento esencial para el Bicentenario

  • El Ayuntamiento de Cádiz y Logista alcanzan un acuerdo para el traspaso de los almacenes · Las naves se transformarán en un gran centro cultural, habrá sitio para la Facultad de Medicina y la compañía construirá viviendas en Juan Carlos I

Comentarios 24

El gobierno municipal de Cádiz ha cerrado el mes de julio apuntándose dos importantes tantos en la configuración de su modelo de ciudad de cara a la celebración del Bicentenario.

En el primer caso, los conciertos celebrados en el castillo de San Sebastián han sido un éxito de público y organización, sin incidentes y sin problemas en el acceso al histórico recinto.

El segundo fue anunciado ayer por una más que satisfecha alcaldesa Teófila Martínez: el Ayuntamiento y Logista (empresa filial de la antigua Altadis, hoy en manos de Imperial Tobacco) han alcanzado un acuerdo por el que los Depósitos de Tabaco de Loreto pasarán, por fin, a manos municipales y se convertirán en uno de los centros culturales esenciales de cara a los actos a celebrar a lo largo de 2012.

El acuerdo, que se reflejará en un convenio que las dos partes firmarán en unas semanas y cuyo texto se cierra en estos días por parte de los equipos jurídicos de las dos instituciones, supone culminar una larga y complicada negociación, según reconoció ayer la propia alcaldesa, especialmente después de que Logista se viera afectada por el proceso de adquisición de Altadis por parte de la compañía tabaquera británica.

En un principio, la operación no debe suponerle a las arcas municipales ni un euro de coste, salvo la rehabilitación de las naves, que están a punto de cumplir un siglo de historia. Según el acuerdo, Logista cederá la propiedad del suelo y de estas instalaciones al Ayuntamiento, que ha cuantificado en 14 millones el valor de estos suelos. A su vez, el consistorio incluirá en el nuevo PGOU, actualmente en fase de redacción, el cambio de uso de parte de la parcela para la construcción de viviendas, que tendrán que ser tanto de renta libre como de protección, según la nueva Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA). Éstas se levantarán en una pastilla triangular (ver dibujo) en la esquina entre la avenida de Marconi y Juan Carlos I. En este terreno se haya la parte más nueva del complejo, ya que el almacén de tejado escalonado que se levanta en la avenida nueva fue construido en 1973 para acoger el tabaco elaborado (cajetillas) y desde finales de los años 80 hasta el 2002 fue un almacén aduanero con ventajas fiscales.

El desarrollo inmobiliario será la contrapartida que obtendrá Logista en este acuerdo que puede considerarse el "procedimiento tipo" seguido en estas operaciones por la compañía tabaquera, antes como Altadis y ahora dentro de la multinacional Imperial Tobacco. La filial de distribución tendrá a su disposición un terreno con 14.000 metros cuadrados de edificabilidad, donde podrían construirse unas 400 viviendas -fue el canje exacto en Tarragona para una superficie similar-. Según el modus operandi de los últimos traspasos de inmuebles, la multinacional podría vender este suelo recalificado y con el nuevo aprovechamiento a una promotora, que sería la encargada de levantar y comercializar los pisos. De esta forma la tabaquera renuncia a entrar en el negocio de la gestión de patrimonio inmobiliario y se limita a obtener rendimientos de aquellos activos de los que se desprende.

El resto de este extenso equipamiento, de 36.400 metros cuadrados de superficie, será destinado por el Ayuntamiento a proyectos ya adelantados desde hace unos meses. Las cuatro naves principales, que empezaron a construirse hace exactamente cien años y entraron en servicio en 1910, se habilitarán como un gran complejo cultural dedicado a la celebración de exposiciones y todo aquello que suponga una mayor relación social, cultural y económica con Hispanoamérica.

El resto de la parcela, donde actualmente hay un gran almacén de tabaco elaborado de 1961 y un edificio de servicios auxiliares, se dedicará a la nueva sede de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cádiz, para lo que el Ayuntamiento firmará en su momento un convenio de cesión con el Rectorado. La operación se completará con zonas ajardinadas tanto en el entorno del propio centro universitario como en el frente de la avenida de Juan Carlos I, donde se creará uno de los accesos al centro cultural.

El objetivo municipal, según destacó ayer Teófila Martínez, es que el complejo esté en funcionamiento para el 2012. Al fin y al cabo, este equipamiento y el castillo de San Sebastián siempre han sido para el Ayuntamiento, junto al Oratorio de San Felipe Neri, dos de los elementos esenciales para esta conmemoración.

Ahora los técnicos municipales comenzarán a preparar el proyecto de reordenación del complejo, una vez paseo a manos de la ciudad, mientras que el nuevo PGOU, cuyo avance se conocerá en unas semanas, incluirá el cambio de uso de los depósitos de tabacos, fijará el aprovechamiento urbanístico y el número de viviendas que se podrán construir (de las que el 30% serán de protección oficial).

Teniendo en cuenta el buen estado general en el que se encuentran las naves de los antiguos depósitos, Teófila Martínez consideró que las reformas podrán ser financiadas por el propio Ayuntamiento. Sólo en el caso de que los costes se disparen, se pediría el apoyo del Consorcio del Bicentenario, aunque la alcaldesa prefiere que "gasten este dinero en otras cosas necesarias para la ciudad".

La adquisición de los depósitos de Loreto cerrarán la radical transformación producida tanto en este barrio como en el vecino de Puntales, colapsados por las vías del tren y las antiguas industrias aeronavales y que, tras la marcha de CASA y Campsa y el soterramiento del ferrocarril, se han convertido en espacios de futuro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios