Los conductores siguen considerando "excesivo" el precio del carburante

Comentarios 1

Los conductores de la capital gaditana no han notado prácticamente el descenso en el precio del combustible. La bajada, que ha sido de unos diez céntimos en la gasolina diesel y alrededor de tres céntimos en el resto de combustibles, ha sido calificada como "insuficiente" por la mayoría de consumidores, que resaltan el elevado precio que sigue manteniendo. "A la hora de llenar el depósito solamente ahorras unos tres euros", lamentaba Nacho Martín, usuario de la gasolinera Puertas de Tierra, quien ve necesario un mayor descenso en el importe.

Antonio Alarcón, que se encontraba repostando en la gasolinera África, manifestaba que la bajada es "inapreciable", pues la cotización alcanzada por la gasolina le sigue pareciendo "excesiva", y es que todos los consumidores coinciden en el deseo de que siga progresando este descenso, puesto que la subida tan fuerte producida en los meses anteriores ha provocado que los conductores paguen un precio muy elevado a la hora de surtir a su vehículo de carburante.

José Prieto, cliente de la gasolinera Cádiz, estimaba la necesidad de que rebajasen el combustible "al menos nueve céntimos más", algo que considera muy improbable. Además reconoce que la disminución del coste "no se nota prácticamente", por lo que repostar su automóvil sigue siendo para él "un esfuerzo económico considerable".

Por su parte, los empleados de las distintas gasolineras de la ciudad reiteran que "el precio en estos momentos es más bajo respecto al último mes". Manuel Roldán, encargado de la gasolinera África, sostenía que, a pesar de la rebaja, "no ha aumentado el consumo" y que la crisis económica "se ha notado bastante en este sector". Hechos en los que coincide con Pedro García, encargado de la gasolinera Cádiz, quien mantiene que la venta continúa siendo "la misma" que hace unos meses y que la bajada de diez céntimos "no ha tenido repercusiones".

Tanto los consumidores como los empresarios siguen reclamando que se produzca una disminución más amplia en el valor del barril, pues "es la única forma de que bajen los precios en las gasolineras", declaraba Esther Román, trabajadora de la estación de servicios Puertas de Tierra, la cual subraya que a la hora de vender se apreció más "la subida tan fuerte que acompañó al petróleo, pues el descenso del consumo en ese periodo se notó bastante".

"Vamos a tener que pedir un préstamo para echar gasolina", bromeaba José Castro mientras se colocaba el casco de su motocicleta, ya que en algo coinciden todos los afectados: "La gasolina sube mucho pero bajar, no lo hace tanto", sentenciaba indignado José mientras se alejaba de la gasolinera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios