"Nos condenan 11 días a una tortura"

  • Vecinos del centro cuentan su experiencia con el ruido de la carpa

Un instante de la reunión mantenida ayer en la sede de la AVV Cádiz Centro. Un instante de la reunión mantenida ayer en la sede de la AVV Cádiz Centro.

Un instante de la reunión mantenida ayer en la sede de la AVV Cádiz Centro. / Joaquín Hernández Kiki

Comentarios 7

Los ciudadanos que residen en las inmediaciones del puerto de Cádiz no quieren que la carpa de Carnaval se ubique en el Muelle Ciudad. Algunos recuerdan con horror la experiencia vivida años anteriores, en los que durante 11 días no pudieron dormir ni ver la televisión por las noches debido al enorme ruido que llegaba hasta sus casas, además de las molestias sufridas por las continuas vibraciones.

Una representación de estos ciudadanos acudió ayer a la convocatoria realizada por la asociación de vecinos Cádiz Centro para dar a conocer su situación y explicar así los motivos por los que se oponen a la ubicación de la carpa en el Muelle Ciudad. Una reivindicación que apoya la entidad vecinal del casco histórico, que además de reunirse con la concejala de Fiestas y Participación Ciudadana para buscar un lugar alternativo, ha enviado un escrito al alcalde y ha presentado alegaciones al pliego de condiciones para la licitación de la carpa que han provocado la paralización del proceso de adjudicación de esta actividad.

"Resulta conmovedor leer en la prensa a la concejala diciendo que ha acabado con las acampadas en las colas para comprar las entradas para el Falla, evitando así que los chavales no pasen frío y malas noches. Pero a nosotros nos condenan durante 11 días a una tortura: me siento un ciudadano torturado porque esas 11 noches son inhumanas. ¿Y a precio de qué? ¿De que cuatro chavales vayan a emborracharse? Porque la carpa es una discoteca", manifestaba uno de los vecinos presentes, a lo que otro añadió: "Eso degrada el Carnaval".

Tanto los miembros de la asociación de vecinos como los ciudadanos que participaron en la reunión aseguraron que su oposición a la carpa no significa que estén en contra del Carnaval, ya que sostenían que la carpa no es Carnaval.

Un ciudadano que dijo residir en la calle San Francisco comentó que junto a su casa ponen un tablao y aunque supone algunas molestias "sé que a las dos termina, pero la carpa está toda la noche".

En este sentido, el portavoz de Cádiz Centro, Francisco Gómez, recordó que en el pliego de condiciones no se especifica el horario de apertura de la carpa, por lo que "puede estar abierta todo el día".

Una vecina de Canalejas contó que en su casa tienen ventanas de climalit con doble cristal y el año pasado midieron la intensidad del sonido dentro de su casa, con las ventanas cerradas, y superaba los 90 decibelios. "Por nuestra tranquilidad, tenemos que gastarnos el dinero para irnos a vivir 11 días fuera de mi casa. A mí me ha gustado siempre el Carnaval, hasta he sacado chirigotas familiares, y están haciendo que lo aborrezca", expresó.

Esta vecina dijo que llamó a la Policía Local para poner una denuncia por el ruido, pero no acudió ningún agente. Otra mujer aseguró que intentó también poner una denuncia "pero la Policía Local se negó a cogerla porque decía que no había límite de hora ni de decibelios". Así, pidió a todos los vecinos que se encuentren este año en la misma situación, "que vayan al día siguiente a denunciar en el Ayuntamiento al agente que no quiso coger la denuncia".

A la reunión también asistió un representante del PP y el concejal de Ciudadanos del Ayuntamiento, Juan Manuel Pérez Dorao. Éste afirmó que la polémica que se ha generado en torno a la carpa se debía a "un problema de déficit de gestión. Los gobernantes están para conciliar intereses y en este caso no han intentado siquiera una gestión de conciliar el interés de las dos partes".

Una de las vecinas presentes llamó la atención sobre el hecho de que muchos de los vecinos de la zona afectada son personas mayores y consideraba que con la actitud del Ayuntamiento se estaba tratando de enfrentar a generaciones. "Cuidar a la gente mayor es esencial porque creo que tan ciudadanos son los jóvenes como los mayores y las políticas municipales tienen que proteger a todos", sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios