La concejala elude aclarar si habrá querella contra Faly Pastrana

María Romay dio ayer largas a los periodistas que acudieron al balance sobre el carnaval y no quiso pronunciarse si va a seguir adelante con la querella que ha interpuesto contra el autor de coros Faly Pastrana por injurias, calumnias y delito de odio por un artículo publicado en este medio: "Hoy no quiero que el titular que salga mañana sea el de la denuncia. En los días siguientes podremos hablar de los temas secundarios".También estuvo esquiva en un principio con el del disfraz de la estatua Gades con el que acudió a la final del Concurso de Agrupaciones del Teatro Falla, aunque finalmente sí se pronunció: "Hoy venimos a hablar del Carnaval en mayúsculas", volvió repetir, pero posteriormente manifestó que le entristece que un disfraz "dé tanto que hablar: se veía que era una malla y desde aquí doy las gracias a los artesanos que me vistieron". María Romay no entiende que "siga dando pudor y miedo en pleno siglo XXI la representación del cuerpo de una mujer". En este sentido manifestó que sentía "pena cuando veo la repercusión que ha habido que es producto de un asunto de patriarcado y machismo". Asimismo, también quiso poner en el otro lado de la balanza todos los apoyos que ha recibido por este tema.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios