Comercio

Los comerciantes esperan que las rebajas remonten la caída de las ventas

  • La jornada comenzó ayer con buenos resultados, aunque la tarde fue algo más leve · Los comerciantes asumen que las ventas pueden descender respecto a años anteriores

Comentarios 1

Durante la noche del pasado domingo, los escaparates de los comercios de la Bahía dieron carpetazo a la decoración navideña para colgar los carteles anunciando las ansiadas rebajas. Y, aunque desde hace unos días varios locales publicitan grandes ofertas, fue ayer cuando comenzó oficialmente la carrera de los tradicionales descuentos que este año van del 30 al 50 por ciento en la mayoría de los comercios.

Cada español gastará durante este periodo entre 260 euros, según los cálculos de la Confederación Española de Comercio, y 119 euros, de acuerdo con las estimaciones de la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes. En cualquier caso, los comerciantes de la Bahía de Cádiz esperan que las rebajas de este año consigan reparar la débil campaña navideña que en los últimos días ha vivido el comercio.

CÁdiz

Se cumplen las expectativas en la capital

Los comerciantes de la capital coinciden en que la jornada de ayer, primera de la temporada de rebajas de este año, amaneció bastante saludable en cuanto a las ventas. De hecho, durante las primeras horas del día la mayoría de los comercios gozaban de numerosa clientela. Por la tarde, sin embargo, los locales tuvieron menos afluencia.

Para el día de ayer, la dirección de El Corte Inglés esperaba entre 20.000 y 25.000 personas en sus instalaciones de la capital mientras que en el conjunto de centros en España las previsiones apuntaban a unos dos millones y medio de clientes. "La jornada ha transcurrido con normalidad, estamos muy satisfechos en cuanto al público", aseguraban ayer fuentes del centro comercial. Además, "iniciar la temporada de rebajas en un día festivo ayuda a que el público sea más numeroso". De hecho, comentan, "los escasos días de frío y lluvia de finales del pasado año han hecho que El Corte Inglés inicie sus rebajas con mucha mercancía de abrigo, por lo que las rebajas son muy competitivas y variadas". Además de una jornada de descuentos, ayer fue el primer día para realizar los cambios o devoluciones de los regalos navideños. Sin embargo, "en nuestro centro fueron las rebajas las protagonistas, pues los clientes saben que tienen mucho tiempo para cambiar sus artículos".

En cuanto al pequeño comercio de la capital, fuentes de Cádiz Centro Club de Calidad aseguraban ayer que las ventas durante la mañana fueron similares a las del pasado año. De hecho, "esperamos que el descenso de las ventas navideñas respecto a las fiestas de 2007 se recupere ahora con buenos resultados ". Aún así, "creemos que la crisis económica fruto de la subida de las hipotecas y del encarecimiento de los alimentos también afectará a las rebajas de este año aunque muchas personas han esperado a las rebajas para realizar sus compras debido a los problemas económicos que sufre España". En este sentido, Cádiz Centro Club de Calidad estima que las ventas serán entre un cinco y un diez por ciento más bajas que el pasado año, "el mismo porcentaje que hemos sufrido durante la campaña navideña". Aún así, "el comercio de casco antiguo de la capital ha sufrido menos que otros de otros puntos de la Bahía".

Por su parte, Salvador Repeto, miembro y vicepresidente de honor de la Unión de Comerciantes de Cádiz, que agrupa a cerca de 400 comercios, confirmaba ayer que, efectivamente, "durante la tarde las ventas habían bajado ligeramente respecto a la primera parte del día". Él, al igual que muchos otros comerciantes, espera que durante las rebajas, que se alargarán hasta mediados de febrero, "se consiga recuperar el dinero perdido durante la débil campaña navideña de este año. Muchos clientes han esperado a las rebajas para realizar sus compras".

San Fernando

Bahía Sur, con muy buenas previsiones

Quien le iba a decir al actor isleño Alex O´Dogherty que iba a coprotagonizar el cartel de rebajas del Corte Inglés de su tierra y de toda España. Si hubiera cobrado vida, habría sido testigo de las miles de personas que en la jornada de ayer abarrotaron el centro comercial Bahía Sur. Desde primeras horas de la mañana largas colas de vehículos se disputaban un hueco en los aparcamientos oficiales, los habilitados y los improvisados, como el situado junto a caño Herrera, muy cerca ya de los polvorines de Fadricas.

Jóvenes, familias, carritos e incluso niños con juguetes recorrían los largos pasillos de las instalaciones y al mediodía, restaurantes abarrotados. Y en la tarde, las cafeterías. Sobreimpresa en los escaparates, una palabra, razón y principio de la aglomeración: Rebajas. Del 50 por ciento, del 40, del 20, tal como rezaban los cientos de carteles en cada una de las tiendas, en camisas, sujetadores, vestidos, compactos de música, disfraces de la tienda Disney o libros.

Todo con un descuento, mayor o menor, y los consumidores, que este año han tenido que apretarse el cinturón, lo saben. Por eso han acudido en masa y por eso la previsión es que la asistencia a Bahía Sur en este periodo de rebajas sea mucho mayor que en años anteriores. Cuando los gastos en navidades son menores, la tendencia es que incrementen en las rebajas. Así lo explicaba el director del centro comercial, Juan Antonio Rodríguez Rubio: "Los consumidores, cuando no tienen, no consumen, o esperan a que los productos cuesten menos". Y así parece que va a ser.

También ayer fue el día de las devoluciones de las compras de Reyes, y se notó su presencia en las inmensas colas que circundaban algunas tiendas de ropa como Bershka o Stradivarius, que a las siete de la tarde llegaban hasta la puerta. Jornada de ahorro, pero también de paciencia.

El Puerto

Un día de aglomeraciones y devoluciones

Los regalos que no fueron acertados el día de Reyes y los primeros descuentos en artículos y complementos, de la temporada que acaba, fueron ayer las causas principales de aglomeraciones en el centro comercial El Paseo de la ciudad portuense desde primera hora de la mañana.

A pesar del importante desembolso que supone la Navidad para muchos portuenses, la mayoría de los ciudadanos no espera a los descuentos para realizar sus compras, por lo que el periodo de rebajas no es un emplazamiento para algunos Reyes Magos despistados, sino un gasto provocado, casi irremediablemente, por la tentación de un precio irresistible.

Según una dependienta de un establecimiento de ropa, antes de que abrieran las tiendas a las diez de la mañana, ya había cola en las afueras del centro comercial. Este es el caso de José Alejandro, estudiante de 20 años que explicó que por acompañar en distintas horas del día a varios familiares, llevaba más de 10 horas en el recinto y apenas sabía qué quería para él mismo.

Sin embargo, María del Carmen Flores insistió en que el único motivo que le impulsó a "adentrarse" en ese maremagnum fue que considera de educación estrenar un regalo navideño y la camiseta que recibió no termina de convencerle.

El hecho de que ayer fuese un día no laborable en la comunidad andaluza determinó sensiblemente la afluencia de consumidores en los distintos negocios, así lo subrayaron Cecilia y Mila que aprovecharon el día libre porque durante la semana les es "imposible ir de compras".

Mientras tanto, en el centro de la ciudad apenas hubo actividad. Los comercios del casco histórico estuvieron cerrados al público durante toda la jornada. Sí hubo más ambiente en los establecimientos hosteleros de la Ribera, con una afluencia similar a la de cualquier otro día festivo.

Jerez

Atascos en las grandes superficies

La cita anual de las rebajas se inició ayer en Jerez a primera hora de la mañana con la apertura de los grandes comercios que aprovecharon para vender los stocks que no han salido durante la campaña navideña.

Las tradicionales aglomeraciones en busca de la mejor ganga se sustituyeron en la mayor parte de tiendas por colas de horas en la que buena parte de la clientela se acercaba principalmente a realizar devoluciones de los regalos que han recibido a lo largo de estas fechas festivas.

Las grandes superficies como El Corte Inglés, Centro Comercial Jerez Norte, Área Sur y los comercios del propio centro de la ciudad registraron un continuo movimiento de clientes que en determinadas horas del día produjeron atascos circulatorios en los accesos a estas instalaciones.

Textos: Ana de Antonio, María Llebrez, Clara Fajardo y A. Villegas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios