Las cofradías sacramentales quieren organizar el Corpus

  • Se ofrecen a colaborar en todo lo necesario con el Cabildo y el Ayuntamiento

La ciudad está dispuesta a salvar la festividad del Corpus, que no atraviesa sus mejores momentos. A la iniciativa publicada ayer en este periódico de estrechar las relaciones y la coordinación entre el Cabildo Catedral, el Ayuntamiento y el Consejo de Hermandades, proponiendo incluso la creación de una comisión específica, se suma ahora la realizada por las hermandades sacramentales, que han mostrado su plena disposición a colaborar en todo cuanto sea necesario en beneficio de la festividad y la procesión del Corpus Christi.

La iniciativa ha partido de la hermandad de la Sagrada Cena, que ha ofrecido al presidente del Consejo, Miguel García, una reunión de las sacramentales para colaborar en la celebración del Corpus. La intención, según explicaba ayer su hermano mayor, José María Caro, es "participar, dar ideas y colaborar a engrandecer la fiesta". Es, en definitiva, una llamada para "que cuenten con nosotros", mostrándose incluso dispuestos a suprimir el triduo eucarístico de la hermandad para celebrarlo junto con el Cabildo en la Catedral, para aumentar la participación.

De manera muy positiva ha valorado esta propuesta otra cofradía sacramental, la de La Palma. Su hermano mayor, Francisco Javier Lucero, llega incluso más allá. "¿Quiénes saben organizar mejor una procesión? Las hermandades. Pues que sean ellas, en este caso las sacramentales, las que lo hagan". Lucero cree fundamental "que se escuche más a las hermandades". Por eso, La Palma ve suficientemente preparadas a las hermandades sacramentales -que en el Consejo son ocho- para organizar la procesión en la calle, "lo que supondría menos trabajo para el Cabildo, que de esta forma se podría centrar mejor en el culto interno". Para Lucero hay una cosa clara: "hay que sacar el Corpus adelante y las cofradías deben hacerlo y tienen capacidad para ello", solicitando el apoyo del Cabildo y del Ayuntamiento.

Sobre estas propuestas se han pronunciado favorablemente otras sacramentales consultadas por este periódico. Así, el hermano mayor de Medinaceli, Francisco Hernández, considera que llegado el caso "lo vería estupendamente y me uniría", siempre y cuando existiese "una coordinación y un compromiso de todas las sacramentales". No obstante, considera que el Ayuntamiento y el Consejo, además del Cabildo, "son veteranos en la organización del Corpus y lo harían mejor".

Por su parte, el hermano mayor del Caído, Pedro Pablo Reynoso, también ve positiva la iniciativa "siempre y cuando el Ayuntamiento no se lave las manos y el Cabildo nos deje trabajar, siendo el Consejo un mero consultor".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios