Las cofradías apuestan por una magna en 2012

  • Una contundente mayoría, que roza la unanimidad, de los hermanos mayores creen que sería positivo organizar la procesión de cara al Bicentenario

Mucho se ha hablado en los últimos tiempos de la posibilidad de que la ciudad celebre una procesión magna, uno de los mayores acontecimientos de la Semana Santa. Pero hasta ahora todo han sido intenciones, ganas o ideas sin definir. Por primera vez en mucho tiempo, la conmemoración de un evento extraordinario en la ciudad puede hacer realidad este proyecto: que Cádiz celebre una procesión magna en el año 2012, coincidiendo con el Bicentenario.

Haciéndose eco de esta posibilidad, Diario de Cádiz ha realizado una primera consulta orientativa entre los hermanos mayores. Y el resultado ha sido arrojador. De 22 representantes de otras tantas cofradías sometidas a la pregunta, 21 se han manifestado a favor de la celebración de una procesión magna pasionista en la Semana Santa de 2012.

La consulta se ha limitado a los hermanos mayores de las cofradías penitenciales, ya que las de Gloria o sacramentales no participarían en este evento al quedar descartada la salida de sus titulares.

De las 29 hermandades de penitencia que conforman el pleno del Consejo Local, han quedado fuera de este sondeo las de Borriquita y Santo Entierro, que en estos momentos padecen una crisis interna que les ha llevado a que un representante nombrado por el Obispado gestione la corporación, lo que deja sin efectos la pregunta. Igualmente, otras dos cofradías (Cigarreras y Expiración) tampoco han sido consultadas ya que se encuentran en pleno proceso electoral, con los cabildos convocados para el pasado jueves y viernes, respectivamente. Además, este medio ha intentado sin éxito contactar con los hermanos mayores de Prendimiento, Descendimiento y Siete Palabras, por lo que ha sido imposible conocer sus opiniones.

La posibilidad de organizar la procesión magna en 2012 es un aspecto sobre el que la permanente del Consejo ha manifestado que no tiene previsto trabajar o proponer al pleno del organismo, debido a las elecciones que deben celebrarse a la presidencia en el año 2011. Atendiendo a este razonamiento, la permanente ha manifestado a este periódico que debe ser la nueva junta que dirija el Consejo a partir de ese año la que proponga u organice tal evento, por lo que descartan que se vaya a trabajar sobre ello "salvo que la propuesta emane del propio pleno de hermanos mayores", según comentaba el vicepresidente Juan Luis Granados.

Es por ello que Diario de Cádiz ha decidido realizar este sondeo, cuyo resultado da un claro testimonio del interés por organizar la magna el año del Bicentenario. Entre las respuestas de los hermanos mayores, se diferencian tres posiciones. La primera de ellas, manifestada por un solo hermano mayor, es el de no considerar oportuno la celebración de la magna. Así lo manifestó el hermano mayor de la Sagrada Cena, José María Caro, que "en principio", no ve que el Bicentenario "sea motivo para una magna", aunque precisó que era una opinión particular y apuntó a que en ese año no será hermano mayor, por lo que la decisión dependería de la junta que gobernara entonces.

El resto de respuestas, favorables todas a la procesión, se diferencian entre la satisfacción o deseo de que la propuesta llegue a buen puerto, a incluso mostrándose dispuestos a participar en ella. El último bloque de opiniones que se diferencia es el de aquellos hermanos mayores que no ven con malos ojos la posibilidad, pero tampoco muestran su plena disposición a ello.

Lógicamente, esta encuesta se trata de una simple consulta para conocer la opinión generalizada sobre la posibilidad de magna en el Doce del pleno de hermanos mayores. En caso de que la iniciativa prosperara, la pregunta se sometería al estudio y valoración interna de cada hermandad, que tomaría así una decisión última.

Al mismo tiempo, conviene tener en cuenta que en una procesión magna no participan todas las imágenes -en este caso cristíferas- de la Semana Santa, sino sólo aquellos misterios más representativos de los momentos de la Pasión, quedando la selección de los pasos participantes a criterio de los organizadores o, en su caso, del propio pleno de cofradías.

Lo que sí conviene -y así lo han manifestado muchos de los encuestados- es la organización oportuna y con suficiente antelación del evento. Para ello puede servir de modelo lo que ha ocurrido en la vecina localidad de San Fernando, donde el Obispado ha autorizado ya que se celebre una magna en el año 2010, aunque en Domingo de Resurrección y no en Sábado Santo. El Consejo de Hermandades isleño comenzó a trabajar en este proyecto en septiembre de 2005, cuando propuso a las hermandades su celebración. A partir de ahí se iniciaron las consultas y trámites oportunos tanto a nivel interno de cada hermandad como con el Obispado, que dio el sí definitivo el pasado 12 de junio. Puede ser buena idea, por tanto, que en Cádiz comience a gestarse ya esta posibilidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios