8-M Día Internacional de la Mujer

Un centenar de mujeres participan en el encierro en el Palillero

  • El Centro Integral de la Mujer recupera la normalidad desde primer hora de la mañana tras el primer acto de la huelga feminista

Las mujeres concentradas recogen sus enseres tras haber pasado la noche en la Fundación. Las mujeres concentradas recogen sus enseres tras haber pasado la noche en la Fundación.

Las mujeres concentradas recogen sus enseres tras haber pasado la noche en la Fundación. / Lourdes de Vicente

Comentarios 1

La huelga feminista por la celebración del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, ya se encuentra en marcha en Cádiz. Un centenar de mujeres han participado en la pasada noche en el encierro que varias asociaciones feministas habían convocado en el Centro Integral de la Mujer, en la plaza del Palillero. Un acto reivindicativo que ha servido como punto de inicio de esta jornada y que ha sido aprovechado para preparar todos los eventos previstos durante el día, que se culminarán con una manifestación que partirá a las 19 horas de la plaza de San Antonio. 

El encierro se ha levantado sobre las 8 horas de esta mañana, cuando las participantes han ido abandonando poco a poco este edificio, que mantiene su actividad normal al albergar las delegaciones de Salud y Memoria Democrática y la Fundación Municipal de la Mujer. De hecho, los trabajadores del Ayuntamiento que no han querido sumarse a la huelga han ido ocupando sus puestos de trabajo paulatinamente sin ningún tipo de problema. 

El amanecer era el momento de recoger las esterillas y los sacos de dormir utilizados para descansar durante la noche para devolver este inmueble municipal a su estado habitual, aunque este centro va a ser durante la jornada el punto de unión y preparación de todos los actos convocados. 

Este primer acto de protesta, dentro de una huelga con cuatro aristas -laboral, de cuidados, de consumo y estudiantil- ha sido respaldado durante toda la noche por las concejalas de la Mujer, Ana Camelo; Fomento, Laura Jiménez; y Fiestas, María Romay; que han acompañado a los colectivos feministas. A ellas se sumó durante la asamblea que se produjo en la tarde de ayer la edil de Vivienda y Cultura, Eva Tubío. 

En el vestíbulo del Centro Integral de la Mujer se podían ver a primera hora de la mañana varias pancartas que mostraban la lucha del día de hoy con mensajes como "la revolución será feminista o no será" u otros más explícitos con la situación municipal como "todas y todos somos Marisa" para solicitar la readmisión de una trabajadora en Eléctrica de Cádiz o "no queremos un hombre como gerente de la Fundación Municipal de la Mujer" sobre la pelea política para la elección de este cargo, que cuenta con la oposición frontal de Por Cádiz sí se puede y Ganar Cádiz en Común, los dos partidos que forman el equipo de Gobierno.

Tras la asamblea que arrancó a las 19 horas de ayer, que sirvió para organizar todas las actividades previstas para hoy, los colectivos feministas realizaron un pequeño concierto, lecturas de poesía, monólogos, una comida popular colaborativa o una asamblea para tratar temas como la educación pública. Asimismo, esta concentración también sirvió para confeccionar las pancartas que se mostrarán tanto en la protesta que tendrá lugar hoy a las 12 horas en la plaza de San Juan de Dios y como la posterior movilización que partirá a las 19 horas de San Antonio y los cancioneros que se utilizarán en ellas. Durante la jornada de huelga se ha activado en este edificio municipal un servicio de ludoteca en el que participan hombres de la marea verde para ayudar al cuidado de los más pequeños.

La actividad se alargó hasta aproximadamente las cuatro de la madrugada, aunque hubo libertad de movimientos entre las asistentes, ya que se habilitó la primera planta del edificio para pernoctar, dejándose la planta baja para realizar todas las actividades que fueron surgiendo. Al final, fueron sólo unas tres horas de sueño para coger algo de fuerzas ante una jornada que será larga e intensa. 

La plaza del Palillero se convirtió en un lugar de encuentro entre los colectivos feministas para hacer visible esta jornada de protestas. En torno al mediodía, poco a poco se fueron sumando más personas a las protestas que se concentraron en este lugar. Rocío Sáez, representante de la Asamblea Feminista de Cádiz, hizo una valoración "muy positiva" del encierro. La motivación de este acto, según la activista, está en la visibilización de la huelga de cuidados. "No hay forma más clara de abandonar los cuidados que yéndote de tu casa y por eso nos hemos venido a encerrarnos a la Fundación", explicó. 

Sáez indicó que este encierro les ha servido como "espacio de empoderamiento, sororidad, convivencia y autoorganización". Asimismo, también señaló que "le hemos dado una importancia al ocio como una reivindicación de lo difícil que es para todas las mujeres tener espacio para el ocio por esa doble carga de trabajo por el trabajo asalariado y el doméstico". 

Lorena Garrón, del Café Feminista, consideró como un "éxito" la huelga feminista "tanto por la repercusión que está teniendo como por la cantidad de mujeres que se están implicando en la construcción de esta huelga". "Estamos demostrando que podíamos conseguir esta coordinación", sentenció. 

Garrón centró su discurso ante los medios en el ámbito laboral al indicar que uno de los objetivos "es visibilizar cómo el sistema económico en el que vivimos, un sistema capitalista depredador, se alía con el patriarcado, con el machismo y nos oprime a las mujeres de una forma mucho más grave". Por ello, aseguró que "el feminismo va a ser un eje central de la lucha por el cambio de este mundo, por un mundo en donde podamos entrar todos y todas". 

Por último, Ana Escalona, del colectivo joven Ni una menos Cádiz, incidió en el apartado estudiantil de la huelga para denunciar que las alumnas "sufrimos la opresión" en el ámbito educativo "no sólo por parte de los profesores, sino también de nuestros compañeros e, incluso, de los servicios que trabajan en los institutos y en las universidades". Asimismo, criticó sobre la universidad que existe "una brecha de cristal que hay que romper con ella. Las profesoras son una minoría, aunque en las aulas mayoritariamente seamos mujeres. Las profesoras difícilmente llegan a esos puestos más altos en los que suelen estar los rectores, y luchamos también por eso, por que las mujeres podamos acceder a esos puestos de poder que históricamente se nos han prohibido".

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios