El castillo de San Sebastián estará ya en obras en otoño

  • El Gobierno central afrontará la ejecución de la obra y su financiación. Ayer, tras la reunión del Consorcio, se presentó el proyecto básico de usos, que suma propuestas de varias administraciones

Comentarios 2

El castillo de San Sebastián ya tiene un proyecto básico de usos. El Gobierno central se comprometió ayer en la reunión de la junta de gobierno del Consorcio para la Conmemoración del Bicentenario de la Constitución de 1812 que va a financiar tanto la restauración y consolidación del antiguo complejo militar, como de su posterior transformación en el epicentro de la celebración del Doce.

Para este verano se harán las primeras prospecciones para ver el estado en el que se encuentra todo el complejo y se espera que en el otoño se puedan iniciar ya las obras de restauración. Tal y como apuntó ayer el secretario de Estado de Asuntos Constitucionales y Parlamentarios, Francisco Caamaño, el presupuesto final va a depender en gran medida del estado de conservación de la fortificación.

Es un proyecto que ha tratado de aglutinar todas las propuestas de las distintas administraciones. Por ejemplo, el Ayuntamiento quería un auditorio y no sólo va a haber uno, sino dos, uno cubierto y otro al aire libre.

En el proyecto que se presentó ayer, para la primera isla, que es donde está propiamente dicho el castillo, se va a ajardinar la zona y se le va a dotar de árboles para darle sombra. El objetivo es que el edificio se convierta en un centro de recepción para visitantes y que tenga usos institucionales. En esa primera isla también se va a habilitar un paseo por encima de las murallas en el que habrá una serie de miradores, algunos con vistas a La Caleta, y que se comunicará con la Avanzada. También está previsto la recuperación del embarcadero.

Nada más entrar en esta zona del castillo, se ha dividido en el llamado Parque de Levante, "donde habrá una vegetación que juegue con el viento de la Bahía", tal y como señaló Caamaño, y otro de Poniente, que tendrá un arbolado de más envergadura.

En esas zonas se dispondrá de varios pabellones desmontables para eventos que se vayan a llevar a cabo durante 2012 y ahí también se situará la antena de la Casa de América. La idea es que haya pabellones nacionales, internacionales y alguno específico de Cádiz.

A continuación seguirá otro parque con una lámina de agua y se llegará al elemento estrella del proyecto del castillo San Sebastián. Un auditorio cerrado con capacidad para 600 personas que irá en el interior del montículo que hasta hace poco se utilizaba para el polvorín. Sobre parte de esa loma, con la Torre del Vigía ya rehabilitada, se va a montar el Faro de las Libertades, que se recubrirá de una piel transparente y que tendrá una complicidad con el auditorio que tendrá prácticamente debajo. En este sentido, la luz natural que entre por el Faro se proyectará en el auditorio de día, y por la noche se hará a la inversa. A continuación de este monumento habrá otra zona de espectáculos con una especie de auditorio al aire libre.

Por su parte, el largo pasillo hacia las murallas tendrá un uso expositivo, tal y como quería también el Ayuntamiento. Esta zona se va a separar en varios departamentos con cristales entre unos y otros.

Otra de las grandes novedades va a ser el traslado del faro actual, el único desmontable de sus características, a un lugar más cercano al mar, en la atalaya de piedra.

Según explicó Francisco Caamaño, el proyecto se ha pensado para combinar cuatro elementos. La tierra, "como elemento de reflexión"; el agua, "que es lo que nos une con el otro lado del Atlántico"; el viento, "que es lo que nos da más sensación de libertad"; y el fuego, "que representa la luz y la pasión".

Una de las complicaciones para la obra es las dificultades de acceso al castillo. En este sentido, la directora gerente del Consorcio, María Luisa García Juárez, afirmó que se van a tener que utilizar camiones ligeros para la ejecución de la obra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios