La caridad, característica intrínseca de las cofradías

  • Alfonso Caravaca destaca que en los últimos 5 años se han aportado más de 1.700.000 euros en la diócesis

"El ejercicio de la caridad puede considerarse como una característica intrínseca de las hermandades", afirmó Alfonso Caravaca, director del Secretariado Diocesano para las Hermandades y Cofradías, en la conferencia sobre la labor social que desarrollan las citadas corporaciones que pronunció con motivo del cincuentenario fundacional de Oración en el Huerto.

Caravaca hizo referencia al aspecto caritativo de las cofradías antes de la creación de Cáritas, así como a la asistencia médica cuando no existía cobertura para ello, para destacar que siempre ha existido en las mismas el binomio culto/caridad. Al respecto añadió que en el estatuto base se recoge que el 10% de todos los ingresos, como mínimo, han de destinarse a obras benéficas y sociales; que el 10% del saldo se tiene que ingresar en el Fondo Diocesano de Solidaridad y que, igualmente, el 0,7 del saldo neto se destina a ayuda al Tercer Mundo.

Después detalló dichas aportaciones entre los años 2002 y 2007, en los que 1.703.450 euros se destinaron a obras benéficas y sociales, 63.217 euros al fondo diocesano y 5.959 euros al Tercer Mundo, lo que supone un total de 1.772.626 euros.

Además enumeró otras actuaciones que realizan los distintos Consejos Locales de Cofradías de las ciudades de la diócesis. También apuntó a aquellas aportaciones de hermandades que se destinan a ayudar económicamente a personas necesitadas de su entorno, a residencias de mayores, a los Hogares Gerasa y Marillac para enfermos de sida, a proyectos como los niños bielorrusos o a las misiones de Togo.

Caravaca afirmó que "la aportación de las hermandades y cofradías de la diócesis para obras asistenciales y fines caritativos representa la más importante cantidad de obras de caridad de todos los movimiento sociales de la Iglesia diocesana", añadiendo que "somos los que más aportamos para ayudar a las necesidades del mundo que nos rodea", para terminar resaltando que "me siento orgulloso, feliz y muy a gusto de ser cofrade".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios