La capital es el único gran municipio que se salva de la escalada del paro

  • Aunque el censo de desempleados aumentó un 3,5% en enero, la evolución del último año refleja un descenso del 2% mientras se dispara en toda la provincia

Comentarios 13

Malos tiempos para el empleo. El varapalo de enero ha sido duro, más de lo esperado tanto a nivel provincial como nacional. La cifra de desocupados se incrementó casi un 4,3% en el conjunto de Cádiz hasta situarse en los 113.270, un nivel que no se alcanzaba en la provincia desde 1996. De este incierto panorama laboral son pocos los que se escapan y, de hecho, sólo Cádiz puede jactarse de distanciarse de la gran tendencia de crecimiento que sufren todas las grandes localidades gaditanas.

En la capital, la situación es diferente. En enero, como se esperaba, volvió a aumentar el desempleo, un 3,5%, con lo que el censo de personas sin trabajo se colocó en 11.215. Este incremento fue uno de los menores de la Bahía, que registró un repunte del 4,5%, y sólo lo mejoró ligeramente San Fernando (3,4%). En estos dos casos, al ser moderado, se puede explicar por un simple factor coyuntural: la finalización de la campaña navideña y, con ello, la extinción de los contratos de la hostelería y el comercio específicos para estas fechas.

Sin embargo, al mirar un año atrás, la tendencia de la capital es claramente descendente, al contrario que el resto de municipios. El balance es que las oficinas del SAE en Cádiz tienen 240 parados menos que hace doce meses, lo que representa una bajada del 2%, buena de por sí, pero excelente si se tiene en cuenta que se ha producido en un momento de desaceleración económica y laboral que ha dejado una sangría de nuevos desocupados por doquier.

El 61% de los desempleados de la capital procede del sector servicios y sólo un 8% de la construcción, lo que, sin duda, propicia esta buena situación. Según destacó el teniente de alcalde delegado de Fomento, Ignacio Romaní, "estos datos demuestran que la ciudad de Cádiz continúa generando empleo (...) y que las políticas que se llevan a cabo en el municipio están dando sus frutos".

Fuera de la capital, sólo La Isla ha salvado los muebles con un repunte interanual bastante suave. En el resto, las cifras se han disparado a una velocidad sin precedentes: en Jerez y Algeciras el incremento ha superado el 7%; en Puerto Real se ha acercado al 10% y en El Puerto ronda ya el 14%. Pero, sin duda, mención especial necesitan Sanlúcar y Chiclana, donde el desempleo ha crecido, sin concesiones, de forma alarmante en los últimos doce meses. En ambos casos, hay un 23% de nuevos parados más que al principio de 2007, una escalada que en Sanlúcar se debe en gran parte a la ralentización de la construcción, pero no así en Chiclana, donde el desplome laboral ha afectado tanto al ladrillo como a los servicios y hasta al colectivo de sin empleo anterior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios