La caída de un muro en una obra en Sagasta obliga a desalojar tres fincas

  • En total hay 32 personas afectadas, a quienes el Ayuntamiento ha realojado en hostales de la ciudad · La empresa constructora procedió en la tarde de ayer a rellenar el socavón con hormigón para poder seguir con las obras

Comentarios 8

La caída de un muro medianero en un solar en obras de la calle Sagasta obligó en la mañana de ayer a desalojar tres fincas colindantes, ante el riesgo de nuevos desprendimientos. En total, nueve familias tuvieron que abandonar sus hogares, ubicados en los números 7 duplicado y 9 de Pasquín y 100 de Sagasta.

Los hechos ocurrieron alrededor de las diez de la mañana, cuando se produjo el movimiento de tierras que provocó la caída del parte del muro medianero que separaba el solar en obras de Sagasta 96-98 con las viviendas de la calle Pasquín. Hasta el lugar de los hechos se desplazaron numerosos efectivos del Consorcio de Bomberos, además de agentes de la Policía Local.

En un principio, se desalojaron hasta cinco fincas, las que están ubicadas en el 100 de la calle Sagasta y en el 7 duplicado, 9, 15 y 17 de Pasquín. No obstante, tras una primera inspección se descartó la posibilidad de daños en Pasquín 15 y 17, cuyos vecinos pudieron acceder al interior poco tiempo después de ser desalojados. Asimismo, en el 100 de la calle Sagasta sólo quedaron precintadas tres de las diez viviendas que tiene la finca, las que están más cercanas a la zona del derrumbe.

Fruto de la actuación, la calle Sagasta quedó cortada al tráfico desde su acceso por el Campo del Sur durante unas tres horas, hasta que Bomberos y Policía Local concluyeron su actuación y comprobaron que los hechos no suponían un riesgo para el paso de vehículos y peatones.

En el momento del desprendimiento del muro medianero se estaba realizando en el solar en construcción del 96 y 98 de Sagasta una prospección arqueológica, ya que al parecer habían aparecido restos de una antigua muralla, que podría tratarse del antiguo muelle romano de la ciudad. En este sentido, responsables de la obra aseguraron ayer desconocer el resultado de esta prospección.

Los seis vecinos que habitaban en el 7 duplicado de Pasquín, los 12 del 9 de esa misma calle y los 14 de Sagasta, 100 fueron derivados por los efectivos de la Policía Local al servicio de Asuntos Sociales del Ayuntamiento, que ha asegurado que en un principio se hará cargo del realojo de estas 32 personas. De hecho, Asuntos Sociales propuso una pensión del centro de la ciudad que fue rechazada por los vecinos, quienes finalmente quedaron distribuidos en la Hospedería Las Cortes (en la calle San Francisco) y el Hostal Centro Sol (en Manzanares). En principio, el realojo se ha previsto para tres días.

En el lugar donde se ha desprendido el muro medianero se estaban realizando las excavaciones para la construcción de un semisótano. Al parecer, la pantalla elaborada con un muro hecho por bataches -una estructura de contención flexible que se utiliza en este tipo de obras a medida que se realizan excavaciones- se vino abajo, provocando el desprendimiento de parte del muro.

En el lugar de las obras se personaron también técnicos de Urbanismo del Ayuntamiento de Cádiz, que tras comprobar los daños ocasionados requirió al promotor de las obras la ejecución inmediata de las obras de seguridad en el muro.

La decisión adoptada por los constructores fue la de rellenar el socavón producido por el desprendimiento del muro con una pared de hormigón, de forma que se reparen los daños, se asegure la estabilidad de los edificios colindantes y las obras de Sagasta, 96-98 puedan seguir adelante.

Estas tareas de relleno se produjeron horas después del desprendimiento, por lo que en principio la situación ha vuelto a quedar normalizada, a expensas del informe de los técnicos de Urbanismo, que permita el regreso a sus casas de los vecinos afectados y la continuación de las obras, que está llevando a cabo la empresa Construcciones Lorenzo Orihuela, establecida en Paterna de la Rivera.

Precisamente, el jefe de las obras que está realizando Promociones Eritea en este solar de la calle Sagasta indicó que la prioridad era solucionar el problema del desprendimiento del muro y posteriormente seguir levantando la estructura de la futura finca -labor que está llevando a cabo una subcontrata- "para consolidar cuanto antes las casas colindantes". "Después atenderemos los desperfectos que hayan podido ocasionarse en las mismas", añadió por último el jefe de obras, ya que el promotor de esta construcción no quiso hacer declaraciones a los medios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios