Cádiz

Otro barrio levanta la voz contra la droga

  • Vecinos del Cerro del Moro se concentran para protestar contra los narcopisos que se han instalado en la zona y reclamar más presencia policial

Otro barrio ha levantado la voz contra los narcopisos que están proliferando en la ciudad. Hace varias semanas fue Santa María y ayer el Cerro del Moro. Vecinos de esta zona de la ciudad organizaron una concentración para protestar contra la venta de droga en varias viviendas de este barrio de extramuros.

Los vecinos afirman que la mayoría de traficantes y compradores no son del Cerro del Moro

"Estamos amargados. Estamos intranquilos porque tenemos niños pequeños y se ponen a consumir en la calle delante de los niños a cualquier hora. Y todos los días hay discusiones y peleas a cuenta de la droga", comentaba una joven, que aseguraba que "ni la gente que viene a comprar ni los que venden son del barrio, y como no nos conocen, se enfrentan a nosotros si les decimos algo, pero los que son de aquí sí nos respetan".

Otra mujer mayor contaba que ella vivió la época en la que el Cerro del Moro era un barrio marginal por culpa de la droga, "y ahora estoy viendo más o menos lo mismo que en aquellos años".

La concentración estaba convocada a las cinco de la tarde en la placita que hay en la calle Sor Cristina López García. Ante la escasa asistencia -unas 30 personas-, varios de los presentes usaron un megáfono para animar a los ciudadanos que permanecían en sus casas a unirse a la concentración: "Vecinos, bajad, que esto es un problema de todos. La juventud es muy bonita y se está matando", gritó una señora. Otra lamentaba que "muchos se quejan de lo que está pasando pero poca gente acude a la concentración". Esta llamada de atención hizo que se uniera algún ciudadano más a la protesta.

Mientras se organizaba la concentración, se fueron elaborando pancartas en trozos de tela con lemas como "Vive la vida sin ataduras. No a la droga", "Narcos fuera" o "Drogas no. Por un barrio sano", entre otros. Estas pancartas se unieron a carteles que llevaron entidades y vecinos de otros barrios de la ciudad que se incorporaron a este acto de protesta.

"Hemos venido a apoyar porque en nuestro barrio tenemos el mismo problema, porque la droga está en toda la ciudad y cada vez se está notando más, pero existe un problema grande con la policía de barrio, que no cumple su función", afirmó Kevin Ortiz, presidente de la asociación de vecinos Sueña Puntales, que acudió con varios miembros de la entidad y ciudadanos que viven en ese barrio. Asimismo, había vecinos de La Viña, como Teresa Sánchez, que confirmó que en su barrio también están teniendo problemas con las drogas. Comentó que según les había explicado el jefe de la Policía Local, "antes era más fácil coger a los traficantes porque vendían en la calle, pero ahora, al vender en pisos, necesitan una orden judicial y no las dan tan fácilmente. Y mientras, ellos haciéndose ricos a costa de los enfermos".

La Asociación de Enfermos Duales (AFEDU) también acudió ayer a la llamada de los vecinos del Cerro del Moro. "Hay que apoyar la lucha contra los narcopisos, porque si se quita de la calle a los que consumen, no se soluciona el problema. A los que hay que eliminar es a los que venden. Y para eso se necesita más vigilancia policial y que se facilite a la policía que pueda hacer un trabajo efectivo", manifestó Lola Callealta, presidenta de AFEDU. Esta mujer considera que si hay permisividad con este tema, "el problema será mayor y los niños y adolescentes verán normal algo que no lo es". Explicaba que "una persona que está predispuesta a padecer una enfermedad, si consume droga, lo más probable es que desarrolle esa enfermedad. Y si hay personas que facilitan el consumo, por lo menos hay que enseñarles los dientes y salir a la calle".

La concentración se convirtió en una pequeña manifestación por los alrededores de la calle Sor Cristina López García, con gritos como "El barrio unido jamás será vencido".

Durante el recorrido, una madre aseguraba que la situación "cada vez va a peor. Tenemos miedo porque no conocemos a la gente de fuera que viene a comprar y no sabemos por dónde puede salir. No se puede vivir así. Yo tengo dos niños y ninguna madre quiere que sus hijos vean esto. Están aprendiendo cosas que no tienen que aprender. El mayor tiene ya doce años y me pregunta cuando ve a la gente tirada en la calle".

Otras mujeres contaban que todos los días hay peleas en el barrio y temen salir a la calle "porque no sabemos qué nos vamos a encontrar, y tenemos miedo de que le pase algo a nuestros hijos o nuestros nietos".

Una de ellas decía que los que consumen drogas "son enfermos, y a los enfermos hay que ayudarlos. Tiene que haber más ayuda para esos chavales que hemos visto nacer y duele verlos cómo están ahora. Da pena ver la situación en la que se encuentran algunos".

Todas estas vecinas del Cerro del Moro se quejaban de la poca intervención de la Policía: "Tienen que venir más agentes y llegar más rápido, porque llamamos a la Policía cuando hay una pelea y llega a la media hora, cuando la pelea ya ha terminado", expresaba una señora.

Otra mujer también reclamaba más presencia policial en los barrios "porque tememos por nosotros, por nuestros niños y por las personas mayores; porque los consumidores están tan enganchados que ellos hacen lo que sea para conseguir dinero para comprar droga. Tenemos miedo de salir a la calle de noche porque si te encuentras alguno, no sabes las intenciones que lleva, porque son enfermos y lo que buscan es el dinero como sea". Esta mujer hablaba con conocimiento de causa, ya que su hijo ha sido drogodependiente y estuvo tres años en la cárcel por robo. "Gracias a Dios ya no consume y se ha rehabilitado, pero lo hemos pasado muy mal. Y ahora hay criaturas que he visto nacer y que se están matando, por eso yo voy donde tenga que ir para que la droga se quite de los barrios, porque la droga mata a los jóvenes y destruye a las familias".

Tras hacer un pequeño recorrido, la manifestación volvió al punto inicial, donde la responsable de la asociación Amigas Al Sur -ubicada en el Cerro del Moro- propuso crear grupos de trabajo para estudiar medidas que acaben con la venta de droga en este barrio, "porque no podemos quedarnos aquí", dijo, refiriéndose a la concentración de ayer. Comentó que iba a organizar una reunión en el Ayuntamiento con representantes de la Policía Local y animó a los presentes a hacer propuestas para presentar en esa reunión. Una madre sugirió realizar talleres para los niños por las tardes, porque aseguraba que no pueden bajar a la calle, ya que a cualquier hora podían encontrarse a personas consumiendo droga. Otro hombre propuso "tomar el espacio público" y hacer actividades atractivas al aire libre "para promover la convivencia de todos los vecinos", pequeños y mayores, "y luchar creando convivencia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios