La avenida de los cortes perpetuos

  • Marconi se convierte en una de las vías de Cádiz con más cierres al tráfico por obras

  • La actual intervención, ejecutada por Aguas de Cádiz, empezó durante las pasadas navidades

El tramo de la Avenida Marconi cortado que discurre en paralelo a los antiguos depósitos de Tabacalera, en una imagen de estos días. El tramo de la Avenida Marconi cortado que discurre en paralelo a los antiguos depósitos de Tabacalera, en una imagen de estos días.

El tramo de la Avenida Marconi cortado que discurre en paralelo a los antiguos depósitos de Tabacalera, en una imagen de estos días. / joaquín hernández kiki

Parece un tramo maldito de la ciudad, destinado a evitar la circulación de los coches para la que precisamente fue creado. Es la avenida Marconi, que para muchos ciudadanos no suena por el nombre pero sí por su paisaje de vallas y sus bloqueos constantes, que impiden cruzar de la Juan Carlos I a la rotonda de la Aeronáutica. Para vecinos y comerciantes de la zona, ver esta vía en funcionamiento es una situación atípica, fuera de lugar, casi un mero espejismo.

Aunque la creencia es que no se trabaja en este tramo de vía cortado casi nunca, el pasado miércoles dos operarios trabajaban en ella. Concretamente, en la mejora de la red de saneamiento. Una intervención que, según fuentes municipales, fue aprobada el pasado 15 de diciembre y se inició las pasadas navidades por parte de Aguas de Cádiz. El proyecto en sí tiene un coste de 50.000 euros y durará un mes. De hecho, tal como confirman en Aguas de Cádiz, la obra se encuentra en su fase final y sólo queda el asfaltado. Anteriormente, se introdujeron nuevas tuberías en una zona delicada donde los trabajos no han sido nada fáciles y se ha tenido que intervenir varias veces.

Vecinos y comerciantes de la zona critican que se produzcan todos los años y sin información

Pero hablar de plazos en Marconi es una formalidad que está de más, al menos bajo la percepción de los que viven el día a día de este peculiar enclave. "A esta farmacia viene mucha gente de paso. No nos han dado información ninguna. De repente, viene un día la excavadora o lo que sea y ya sabemos que van a cortar. El problema es que no hacen los cambios de una vez, se va haciendo a trozos. A nosotros nos hunde, porque el paso que tenemos hacia el Mercadona de gente y de coches nos lo quita", lamentan desde la farmacia, que lleva más de 40 años en el barrio.

"Cuando estamos de guardia y viene gente del casco antiguo no pueden acceder bien. Los problemas vienen desde que se hizo el soterramiento y además la depuradora está por aquí, todos los residuos de la zona vienen aquí. Nosotros suponemos que el problema puede ser la depuradora pero nadie nos ha avisado sobre qué es. En estos años ha habido socavones en esta calle, hay de todo. Aguantamos con paciencia pero no tenemos información ni ayudas", explican.

Mientras, un cliente de este local y vecino observaba la conversación con este diario y asentía en gesto de aprobación todas las declaraciones de los farmacéuticos de Marconi. "Esta es la calle que más se ha cortado en Cádiz. Desde que yo tengo uso de razón, se ha cortado para quitar y poner el subterráneo, para poner túneles, para taparlos. Después cortan la mitad de la calle, después la otra mitad y van haciendo poco a poco", dice con tono de frustración.

Un poco más al lado, Luis Ruiz, del bar La Mezquita, es otro testigo más de las diferentes intervenciones que se han llevado a cabo en lo que él llama 'La avenida de los Cortes'. "De momento te la cortan y vienen los obreros y te comentan un poco lo que van a hacer, pero porque vienen al bar. A cada momento estamos con la calle cortada y la verdad que afecta mucho al negocio. Vengo sufriendo cortes de obras desde los 30 años que llevo aquí. Para la obra faraónica de los túneles, que pasaban por debajo de la vía del tren, me llevé tres años sin calle y sin acera con máquinas enormes todo el día", relata Ruiz.

"Posteriormente se taparon y se quedó mucho tiempo cortado. Es un tramo que lo tienen abandonado, cada dos por tres hay cierres. Y lo habitual es que las obras estén paradas", denuncia con enfado.

Tras el paso de los años, la calle muestra sus achaques en forma de grietas, parches. Son heridas sin cicatrizar de una vía a la que le cuesta tener normalidad. "Hace dos meses o tres que se volvió a cortar de nuevo por un tiempo considerable. Pienso que del soterramiento no tiene por qué ser el problema de la calle. No sé qué es lo que puede estar pasando para que haya que hacer esto tantas veces", comenta. También asume que parte de la posible clientela que ganaría tan sólo por el tránsito, la pierde casi por sistema.

Con un similar hartazgo se expresa Candelaria Grimaldi, presidenta de la AVV Cerro del Moro: "Ese corte está muy mal, es una arteria de lo que viene de la avenida antigua y de la nueva avenida Juan Carlos I. Para ir tanto al Cerro como a Loreto como Puntales eso está ahí cortado y hay que dar vueltas. La cosa es que lleva mucho tiempo".

"Con el Ayuntamiento suelo hablar bastante. Aunque sobre Marconi no he elevado consulta últimamente,pero sí he llegado a mencionarlo alguna vez. Tampoco el contacto es tan fluido. Los problemas no se arreglan tan pronto como debería", reconoce la dirigente vecinal. "La importancia de Marconi es que lleva a tres barrios (Cerro del Moro, Loreto y Puntales). Normalmente no se ve el movimiento de obras. Pasan días y no vemos nada", confiesa Grimaldi.

Sin duda, conocer qué ocurre realmente para que Marconi precise tanta presencia de obreros y tanta paralización es un misterio que no termina de quedar resuelto del todo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios