Servicios Sociales deja de limitar las citas tras otra madrugada de colas

  • Decenas de personas volvieron a pasar toda la noche para poder obtener una fecha. El Ayuntamiento ha anunciado la contratación de una persona para aligerar el sistema

Comentarios 28

Las colas volvieron en la madrugada de ayer a Asuntos Sociales. Tocaba una mañana para repartir citas y desde bastantes horas antes ya había decenas de personas esperando en la calle Zaragoza con el objetivo de conseguir una. Algunos de los que hicieron cola fueron personas que no consiguieron cerrar una cita hace 15 días y ayer lo volvían a intentar.

Después de que hace dos semanas ocurriera lo mismo y la concejala de Asuntos Sociales anunciara que se iba a cambiar el sistema de citas, ayer al menos lo que sí se actuó de una manera distinta. Así, según informó el equipo de Gobierno en una nota de prensa, se atendieron por la mañana a todas las personas que estuvieron en la cola, unas 157, a muchas de las cuales se les hicieron los trámites que requerían en los casos en los que fue posible y en otros se les dio la cita con la trabajadora social.

De hecho, la propia Ana Fernández señaló que se han dado citas hasta mediados de octubre y el objetivo es "poder mantener el libro abierto para ir atendiendo al personal".

El problema que sucedía con el sistema de citas que se había puesto desde el pasado mes de abril es que el libro para los casos denominados por Asuntos Sociales como menos urgentes es que se abría cada dos lunes. En cada uno de estos períodos se cerraban 90 citas para las dos siguientes semanas. Los que se quedaban fuera tenían que esperar otras dos semanas para conseguir un hueco.

En cualquier caso la indignación era patente entre las personas que hacían cola por las horas que tienen que pasar para poder obtener una cita. Para tratar de pasar la espera lo mejor posible algunos llevaban sillas de playa y cartones que colocaban en el suelo. Entre las personas que estaban en la cola incluso había alguna con problemas de movilidad y que tenía que utilizar una andador para desplazarse. Esta mujer se quejaba que a pesar de que tiene una discapacidad física, tiene que acudir a recoger el número personalmente a la calle Zaragoza ante la posibilidad de hacerlo personalmente, tal y como declaró a Radio Cádiz, o de manera telemática.

En las colas ya incluso hay una autogestión y para que no haya problemas de colados, una persona va escribiendo a boli en las muñecas el sitio que tiene que guardar en la cola.

Una de las medidas que se ha tomado es la de reforzar la atención en la delegación de Asuntos Sociales con la incorporación de una nueva persona que ayudará a agilizar el sistema de citas. Fernández explicó que el objetivo es que se pueda incorporar en las próximas semanas "y contribuya a mejorar el sistema de citas actuando como intermediario de las trabajadoras sociales y el usuario".

Fernández incidió en que se están haciendo "todos los esfuerzos posibles" pero recordó "que el equipo de Gobierno del PP despidió a 24 trabajadoras y mermó en casi un cuarto a una delegación que trabajaba bien".

De este modo, resaltó que se están realizando las contrataciones que pueden y realizando los cambios oportunos para mejorar la atención al usuario. Fernández también recordó que la Relación de Puestos de Trabajo del Ayuntamiento de Cádiz "que preveía la incorporación de nuevos trabajadores sociales está bloqueada por la oposición".

La edil del equipo de Gobierno asegura que esta misma semana se han incorporado tres nuevos auxiliares administrativos que se dedicarán a tramitar los bonos de agua y de luz, "un hecho que por otra parte no repercutirá en el sistema de citas puesto que habrá muchas personas que no tengan que acudir de forma periódica a renovar las ayudas para el pago de las facturas".

Asuntos Sociales cambió en el pasado mes de abril el sistema de citas con el objetivo anunciado entonces de agilizar la gestión de la demanda y reducir la lista de espera.

Entonces se creó un modelo que perseguía de cara al usuario reducir su nivel de incertidumbre en intervenciones de larga duración. En ese momento se establecieron dos tipos de citas, las programadas y las demandadas, además de mantenerse como hasta ahora el de urgentes.

Así, la programada era aquella que se le asignaba al usuario antes de que concluyera su entrevista y que se ciñen sobre todo a las personas que tienen que recibir las ayudas periódicas.

La demandada, por su parte, es la solicitada por la persona usuaria a través de ventanilla para cualquiera de las gestiones o trámites que se llevan a cabo desde la delegación. Estas precisamente son las que han provocado las colas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios