El austríaco que pasaba por Cádiz y se quedó

  • El padre de Tony Them iba a viajar a México, pero se quedó al frente de la relojería de sus tíos

La vinculación del actual propietario de la Relojería Alemana al negocio, a la ciudad e incluso al país es toda una casualidad. Tony Them recordaba ayer en su tienda de la calle Columela cómo su padre, que era austriaco, vino a Cádiz "en el año 1923 ó 25, no recuerdo bien", para coger un barco que lo llevaría a México, verdadero destino de su viaje.

La llegada a la capital gaditana de este austríaco coincidía ese año con la celebración de los carnavales, "todavía en el mes de febrero". Tony recuerda perfectamente que se alojó en una pensión de la calle Veedor, en la que permanecería una semana, hasta la salida del barco. "Le gustó tanto la ciudad que no cogió ese barco. El próximo no salía hasta el mes siguiente, pero en ese período trató con su tío segundo, entonces al frente de la relojería pero muy mayor ya, y se quedó con el negocio".

En estos 150 años, este relojero señala que desde su negocio en Ancha y ahora en Columela "hemos vivido la monarquía, la dictadura, la república, la democracia actual,... fíjate si hemos tenido vicisitudes". "Si los relojes hablaran", añade.

La clave de ser tan constante en el tiempo, alcanzando una cifra casi inalcanzable (siglo y medio abierto al público) "puede ser el cariño con el que siempre se ha tratado al público". A juicio de Tony Them, "esto es la pescadilla que se muerde la cola: ellos terminan contentos cuando compran aquí y regresan, y nosotros seguimos tratándolos con cariño porque así sabemos que volverán".

Los Them se han tenido que adaptar a los tiempos, entre otras cosas "porque los relojes ahora se reparan muchísimo menos que antes, lo que ha obligado que pasemos de once a tres operarios".

Tony representa la cuarta generación de la familia al frente de la relojería, que pese a cumplir siglo y medio apenas ha recibido el reconocimiento de la ciudad. Y aunque a día de hoy la continuidad del negocio con una quinta generación parece que no va a llegar, Tony confía en cumplir varios aniversarios más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios