El 'antibalance'

  • El PP critica la inacción y falta de transparencia del gobierno local

  • Asegura que la deuda ha aumentado en 22 millones

Comentarios 2

El alcalde destacó el jueves de su balance de 2017 la implantación del bono social del agua y la que se pretende de electricidad, que ponían nombre y apellidos a los derechos sociales. "¿Han necesitado dos años y medio para poner nombre y apellidos a unas ayudas que ya existían? Aunque quieran disfrazarlas y cambiarles el nombre, son las mismas", contestó ayer el portavoz del PP, Vicente Sánchez. Y si González ponía de relieve la construcción de nuevas viviendas, también respondía ayer Sánchez: "No es nada nuevo, son promociones que ya estaban avanzadas. Eso sí se lo dejamos en el cajón para que lo pusieran en marcha, y no lo han visto en estos dos años y medio".

El Partido Popular hizo ayer el antibalance del balance del alcalde. Porque para los populares el verdadero balance de 2017 se resume en tres puntos: "hemos cambiado el nombre a una avenida por una ley que por lo visto no sirve para el estadio", "hemos visto colas de gente pidiendo ayuda en la calle Zaragoza, que eso sí es real y no que los niños de Cádiz pasaban hambre", y "hemos tenido una plaga de ratas que no ha caído del cielo, sino que fue un error de gestión importante", enumeró ayer Vicente Sánchez.

El PP se mostró ayer muy crítico con varios aspectos de la gestión del equipo de gobierno. Y uno de ellos fue el plano económico. En ese antibalance de 2017 el concejal José Blas Fernández aseguró que la deuda no se ha reducido en 72 millones de euros -como dijo José María González el día anterior- sino que "ha aumentado en 22 millones de euros desde mayo de 2015". Además, Fernández indicó que la liquidación de 2016 "hay un déficit de casi nueve millones de euros, y eso que no ha hecho absolutamente nada".

En este plano económico, Vicente Sánchez puso de manifiesto que el presupuesto del 2018 -"que sigue estando pendiente de los vaivenes del desaparecido señor Navarro", criticó José Blas Fernández- debe cumplir dos premisas: "los ingresos y gastos tienen que bajar nueve millones de euros", al eliminar el ingreso por la venta del hotel del estadio Carranza; y "tienen que asumir el déficit de nueve millones de euros de 2016". Es decir, "de partida el presupuesto tiene que tener 18 millones de euros menos", explicó Sánchez.

También hubo críticas a la transparencia, sacando a relucir Vicente Sánchez unos informes que reflejan que el Ayuntamiento ha caído once puestos en el índice de transparencia en el derecho a la información, y 31 puestos en el índice de transparencia económica. "Han renunciado a la transparencia porque si no tendrían que decir que contratan auditorías a empresas afines que ni siquiera son auditoras, que la pista de hielo la explota una empresa de un afín al alcalde que ni siquiera se presentó al concurso, o que traen a un arquitecto de Podemos Jerez para una empresa municipal", denunció Vicente Sánchez, que no se olvidó de los problemas de Podemos con "cualquier entidad que no está dentro de sus círculos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios