El año de la diócesis

  • Esta tarde arranca la conmemoración del 750 aniversario del traslado de la sede episcopal a Cádiz con la apertura de la puerta santa en la Catedral

El Cristianismo en Cádiz se remonta prácticamente a los orígenes de la propia religión, ya que se atribuye a San Iscio (uno de los siete varones apostólicos consagrados por los apóstoles Pedro y Pablo para evangelizar Hispania, en el siglo I) la primera sede. Desde entonces la presencia en la provincia gaditana ha sido intermitente por los distintos avatares históricos. Pero desde ya 750 años Cádiz es sede episcopal, gracias al empeño que tuvo en su día Alfonso X El Sabio. Este aniversario, precisamente, es el que a partir de hoy quiere poner de relieve el Obispado de Cádiz y Ceuta, que ha preparado un ambicioso programa de actos para conmemorar estos tres cuartos de milenio de diócesis establecida en Cádiz.

Esta programación arranca hoy, fiesta de la Exaltación de la Cruz, con la apertura del Año Jubilar que el Vaticano ha concedido al Obispado desde hoy hasta el 14 de septiembre del próximo año por esta efeméride. La Catedral gaditana, templo principal de la diócesis, será el foco de atención de las celebraciones y donde esta tarde se abrirá la puerta santa en una celebración -a las siete- que presidirá el obispo, Rafael Zornoza, acompañado del obispo emérito Antonio Ceballos (en su primera visita pública a Cádiz desde que declaró recientemente por las ayudas recibidas por la Junta de Andalucía para la rehabilitación de San Juan de Dios) y otra serie de obispos y sacerdotes que acudirán al acto de esta tarde.

Abierta la puerta santa, darán comienzo las diferentes actividades y eventos que se complementarán a las peregrinaciones y visitas que durante los próximos doce meses recibirá la Catedral para ganar el jubileo. Una comisión diocesana nombrada al efecto ha elaborado esta programación, que se divide en tres bloques temáticos o tres "dimensiones": la celebrativa y litúrgica, la catequética y la cultural.

Varios son los actos anunciados que sobresalen de manera especial. Por un lado, la gran exposición que se va a desarrollar en la Catedral entre el 11 de junio y el 11 de septiembre del próximo año. Con el título de Traslatio Sedis, se expondrán las piezas más destacadas del patrimonio religioso conformando un hilo conductor de estos 750 años mediante seis unidades expositivas que recogerán los orígenes de la diócesis en Carteia y Media Sidonia, el traslado de la sede a Cádiz en el siglo XIII, las funciones del obispo, las parroquias y la vida religiosa, la religiosidad de los gaditanos y la unión de las diócesis de Cádiz y de Ceuta.

También cobra importancia el vía crucis diocesano que el Obispado está organizando para el 30 de junio del próximo año y que reunirá a imágenes y pasos procesionales llegados desde distintos puntos de la diócesis, en un evento similar al que ya se celebrara también en la capital el 14 de agosto de 2011, entonces con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud.

La conmemoración de estos 750 años vendrá aparejada también de la edición de diferentes publicaciones para poner de manifiesto las características, la historia y diversos aspectos de la diócesis. Así, se anuncia la publicación de un libro sobre los santos y beatos que ha dado la Iglesia de Cádiz y Ceuta; una guía de las iglesias de la diócesis; o una tercera obra que recogerá la historia del arte cristiano gaditano y ceutí. De igual manera, se editará también una revista destinada a acercar al público infantil la historia de la sede episcopal de Cádiz y la de Ceuta.

Unido a estas publicaciones, que de alguna forma conformarán el legado del 750 aniversario de la diócesis, también se proyecta un ciclo de conferencias en las que se pretende analizar el aspecto religioso, social, artístico, cultural o histórico de la Iglesia gaditana y que se irán desarrollando durante los próximos meses. Y además, se están elaborando diversos materiales catequéticos para trabajar sobre la historia diocesana y también sobre su funcionamiento, buscando una unión y un mayor sentido de eclesialidad por parte de los laicos.

Un último aspecto, más de consumo interno, será la elaboración de un santoral propio que pretende que en la diócesis se celebren las fiestas de los santos y beatos que sean propios, con sus respectivas oraciones. Este proyecto está actualmente en fase de redacción, tras lo que se enviará a Roma para que de su autorización y, a partir de entonces, utilizar en la diócesis un santoral 'gaditanizado' que sirva para poner de relieve las figuras más relevantes que la Iglesia de Cádiz ha dado en estos tres cuartos de milenio.

De manera paralela a la celebración en Cádiz, este año jubilar se une también al 600 aniversario que se cumple de la erección de la diócesis de Ceuta. Para ello, los actos ya anunciados serán compatibles con otros que se organizarán en la ciudad autónoma, que por ejemplo tendrá su propia exposición de arte sacro o una procesión magna mariana. En el caso ceutí, el año jubilar que hoy arranca en Cádiz se abrirá el 1 de octubre para ser clausurado el 5 de agosto de 2018.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios