La obra de ampliación de Urgencias Pediátricas finalizará en febrero

  • Las reformas de Urgencias Generales y UCI, que también se están realizando en el Hospital Universitario Puerta del Mar, aún no tienen fecha de término

Comentarios 1

La alta afluencia de pacientes que en esta época llegan al hospital principalmente por afecciones respiratorias propias de la época y la necesidad de compatibilizar las obras con la actividad sanitaria normal son, según argumentan los responsables del hospital, los motivos que han hecho que se retrasen los plazos de las obras de reforma que se están efectuando en el Puerta del Mar.

Aunque inicialmente la intención era que los trabajos para solucionar los problemas de espacio del centro hospitalario estuviesen finalizados en 2007 y más tarde se apuntara enero como fecha tope, aún quedan un tiempo para su finalización. Las obras más avanzadas son las que corresponden al área de Urgencias Pediátricas que está previsto que acaben el próximo mes de febrero. Sin embargo, para las otras dos ampliaciones, la de Urgencias Generales y la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), aún no hay fecha. En estos dos casos se apunta que se están buscando alternativas para seguir adelante sin interferir en la labor de los profesionales y la correcta atención al paciente.

En concreto, la reforma de Urgencias Pediátricas, que prevé la duplicación del espacio actualmente existente, está a punto de finalizar restando los últimos retoques. Esta obra ha supuesto una inversión que ronda los 500.000 euros y la superficie que se suma al servicio se ha conseguido gracias a la reducción de la capilla y la utilización de la zona que hasta ahora se empleaba para la atención al usuario.

Por otra parte, en cuanto a las Urgencias Generales, se han acometido ya las dos ampliaciones de espacio que consistían en la inclusión de áreas libres que quedaban fuera del edificio y que permitirán que aumente el espacio en un 25 por ciento. Ahora queda la segunda fase de los trabajos que deben desempeñarse con especial cuidado para no interferir en la atención sanitaria ya que, como si es posible en Urgencias Pediátricas, en este caso no puede aislarse la zona para evitar molestias. La obra que corresponde a este servicio supone un gasto de 700.000 euros.

La reforma que ha precisado un presupuesto mayor ha sido la de la UCI, con un coste de 835.000 euros. En este caso el proyecto de reordenación contemplaba el traslado de los quirófanos de cirugía plástica y séptico para unirlos al área existente y ganar así 250 metros cuadrados. La primera fase de dicha reforma ya está lista y una de las nuevas áreas está en funcionamiento. Ahora resta la fase final.

Estos trabajos de remodelación se llevaron a cabo con el fin de adecuar en lo posible los espacios de un hospital que se ha quedado pequeño para atender la actual demanda. Todo, para poder hacer frente a la gran cantidad de pacientes que absorben las áreas afectadas de aquí hasta que esté en uso el nuevo hospital que construirá en Puntales. Después de estas obras, como ha afirmado en repetidas ocasiones la Delegación Provincial de Salud, habrá quedado completamente agotada la superficie con la que cuenta el actual edificio, que de esta manera, ya no tiene por donde crecer.

Una vez que finalicen estas obras aún quedará pendiente una que también ha decidido hacerse para darle uso durante los años previos a la apertura del nuevo hospital y con el fin de no final la actividad. Esta es la ampliación de la Unidad de Investigación. El proyecto está listo y ha salido a concurso para que las empresas interesadas en realizar los trabajos presenten sus propuestas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios