"No ha habido voluntad de injuriar ni calumniar a nadie personalmente"

  • El alcalde José María González, que declaró como investigado por la denuncia del PP en el caso Loreto, asegura que lo que ha criticado es que hubo "una mala gestión técnica y política"

José María González sale de la sede de los juzgados de San José tras declarar ante la juez. José María González sale de la sede de los juzgados de San José tras declarar ante la juez.

José María González sale de la sede de los juzgados de San José tras declarar ante la juez. / JOAQUÍN HERNÁNDEZ KIKI

Comentarios 1

"No hubo ninguna voluntad de difamar ni injuriar a nadie personalmente. Estas no son cuestiones personales sino políticas". El alcalde José María González declaró en la mañana de ayer durante espacio de dos horas ante la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de San José como investigado por la denuncia del Partido Popular por injurias y calumnias.

Cabe recordar que el motivo de la denuncia vino a raíz de una frase que pronunció González en una asamblea con los vecinos de Loreto en las que dijo que el anterior equipo de gobierno "había suministrado agua contaminada a sabiendas" a esta barriada. González negó ante la jueza que "tuviera voluntad de ofender, injuriar o calumniar" a la ex alcaldesa Teófila Martínez y al presidente de Aguas de Cádiz y concejal del PP, Ignacio Romaní. No obstante, sí puntualizó que "de lo que hablamos es de la mala gestión técnica y política que se hizo del incidente en Loreto".

A preguntas de los periodistas acerca de si se había ratificado en lo que dijo en aquella asamblea, González dijo que "lo que yo me ratifico es que entre el 29 de septiembre y el 13 de octubre de 2014 se distribuye en el barrio de Loreto agua no apta para el consumo, pese a que los informes de la Universidad de Cádiz aconsejaban poner en manos de la autoridad sanitaria los índices de Ecoli y de bacterias que formaban parte del agua que se estaba suministrando". En este sentido, incidió que "esto es lo que dije y sigo diciendo, que hay una responsabilidad técnica y política de este hecho".

La jueza le preguntó directamente por lo que había dicho y si cuadraba con lo salido en los medios de comunicación. Afirma que le dio un respuesta sincera haciendo previamente un ejercicio de análisis periodístico sobre las distintas partes de una noticia: "Yo puedo responder por el entrecomillado, que se supone que es lo literal que yo dije. Del titular y del juicio de valor del periodista evidentemente no puedo responder ni hacerme responsable. De lo que dije de forma entrecomillada, me reitero, pero de los titulares no, porque no los digo yo".

José María González recalcó que el interrogatorio de la jueza tuvo varias partes. Una primera en la que se intentó esclarecer "si yo he injuriado, si he calumniado y si he tenido voluntad de ofender o no".

En segundo lugar se habló de lo que él considera "realmente importante" como fue lo que pasó en Loreto aquellos días. Y después, señaló que los abogados del PP se centraron en otros temas que calificó como "secundarios", como si había habido una campaña de Podemos contra la prensa, etcétera.

El alcalde manifestó que "en el fondo" estaba contento porque lo habían llamado a declarar como investigado "porque estamos volviendo a hablar de un tema sobre el que es necesario arrojar luz" después de que el anterior equipo de gobierno intentara "ocultarlo de manera opaca y dudosa".

De este modo insistió que de lo que había que hablar era, por ejemplo, que "durante diez días los vecinos estuvieron bebiendo agua de los camiones". Esto tuvo un coste para las arcas municipales de más de un millón de euros que "todavía estamos pagando".

José María González insistió en la idea de que hubo "una mala gestión técnica y política" porque "no hay derecho que más de 13.500 vecinos viviesen una situación más próxima a los años 50 que al siglo XXI, bebiendo agua de camiones y poniendo en riesgo su salud como han demostrado los informes de la universidad".

Negó que nunca hubiera dicho que hubiera envenenado o contaminado el agua el PP "porque no los veo echándole polvitos, esto es mucho más serio".

Por último, el alcalde dijo que confía en el archivo de la causa y que lo que se esclarezca es lo que pasó en Loreto "para que nunca más vuelva a ocurrir y no por un tema de venganza y revanchismo. Es para evitar que una ciudad viva escenas tan dantescas y esperpénticas como las que vivió la ciudad".

El Partido Popular, por su parte, no quiso hacer declaraciones hasta que no pasen por el juzgado los tres miembros de Podemos.

Para la jornada de hoy está prevista la declaración del ex concejal de Medio Ambiente, Manuel González Bauza, que fue el que entregó en la Fiscalía los informes que se hicieron sobre el caso Loreto y mañana le tocará el turno al jefe de gabinete de Alcaldía, José Vicente Barcia.

más noticias de CÁDIZ Ir a la sección Cádiz »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios