Balance del carnaval 2008 · primera parte

Las agrupaciones avalan el sistema de fases clasificatorias

  • Los grupos punteros del carnaval gaditano consideran un acierto la inclusión de una ronda eliminatoria más y la reducción de la final a tres grupos

Comentarios 4

Un mes es tiempo más que suficiente para mirar atrás y comprobar lo bueno y lo malo que ha dejado este concurso de 2008. Alegrías, sorpresas, decepciones y la implantación de un innovador formato que, a tenor de lo comentado por aficionados, prensa y los propios carnavaleros, ha resultado todo un éxito y promete consolidarse como una importante opción de futuro para la fiesta.

La gran mayoría de autores de las agrupaciones punteras del concurso consideran un auténtico acierto la inclusión de la ronda eliminatoria de cuartos de final, evitando así la tradicional semifinal a doble vuelta a la que algunos grupos llegaban ya exhaustos de repertorio, y la reducción de la final a tres grupos por modalidad. Con el nuevo diseño se reducen las oportunidades de estar en la gran final, pero la fiesta se asegura tres días de semifinales de auténtico lujo y un nivel altísimo de coplas en unas agrupaciones que en cada pase se ven obligadas a jugarse el todo por el todo.

David Márquez Mateos, autor de La comparsa de momo, primer premio este año en su modalidad, es uno de los que defiende el cambio realizado y augura un gran futuro “cuando se consolide el formato, con las tres semifinales con los mejores grupos se van a ver tres pases buenísimos” y además se evita un segundo pase de semifinales “que era una tortura para algunos grupos”. También califica de “estupendo” el nuevo sistema Octavio Linares, de la comparsa Los mendas lerendas, aunque considera que “no tiene mucho sentido meter sólo a tres agrupaciones en la final porque hay mucha calidad y es una pena que algunas se queden fuera”.

Los cuartetos finalistas apoyan del mismo modo la inclusión de una ronda eliminatoria más y la final a tres y el autor de la agrupación ganadora del primer premio en la modalidad, Manuel Jesús Morera, afirma que el formato puede ser muy bueno “siempre que el jurado sea valiente”. Por su parte, Miguel Ángel Moreno Gómez, letrista de Pal desembarco nosmardía, señala que el cambio “ha sido un acierto, la segunda semifinal fue muy buena y la final fue de las mejores”. “Se ganó en calidad y frescura”, concluye.

Dos pesos pesados del concurso como los coristas Juan Lucena del Coro la catedral y Fali Pastrana de La orquesta Cádiz también destacan lo “positiva” que puede llegar a ser la permuta en el calendario y la mayor parte de los chirigoteros también respaldan la iniciativa a excepción de Antonio Pedro Serrano ‘el Canijo’, que reconoce pertenecer a una opinión “minoritaria por lo que se está oyendo” pero mantiene que “hay agrupaciones que merecían un pase más”. Si su chirigota Clínica dental Nuestra Señora de las Angustias y los Dolores de Boca fue uno de los ‘cajonazos’ del presente concurso, no lo fue menos la comparsa de Antonio Martín Los héroes del 3x4, que en cambio opina que “la nueva fórmula parece buena, hace que la calidad vaya creciendo” pero para que este formato triunfe es necesario que el jurado “cumpla con el perfil” y tenga “unos conocimientos de la fiesta, las coplas y las músicas”.

Otros ilustres carnavaleros como José Guerrero Roldán ‘Yuyu’, Enrique García Rosado ‘Kike Remolino’ o Manolín Gálvez coinciden en alabar el nuevo formato y este último espera además que éste sirva para que los grupos “no guarden letras”. “Las agrupaciones deberían arriesgar un poco más, no nos gusta eso de guardar e ir de menos a más, nuestra idea en el concurso es ir de más a más”, finaliza el letrista.

Los protagonistas del concurso dan su aprobado por tanto a la implantación de un nuevo sistema que aún tiene margen de mejora y que puede marcar el camino por el que derivará la fiesta en los próximos años.

Continuará…

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios