Dos acusados de intentar matar a un hombre por no invitarlos en un bar

  • La víctima paró con los brazos varias puñaladas dirigidas al cuello, dice el fiscal, que pide siete años y medio de prisión

Comentarios 7

La Audiencia Provincial de Cádiz prevé juzgar el próximo miércoles a L.A. y A.A., tío y sobrino, a quienes el fiscal acusa de haber intentado matar a un hombre al que increparon y agredieron porque poco antes rehusó invitarlos a una consumición en un bar de la avenida de la Bahía. Los hechos sucedieron hacia las cinco y media de la tarde del pasado 28 de julio junto a la puerta del establecimiento. La víctima recibió varios golpes de cuchillo que iban dirigidos al cuello pero que logró detener con los brazos, según el escrito de acusación del fiscal, que reclama siete años y medio de prisión para cada uno de los procesados.

El fiscal considera que los acusados cometieron un delito de homicidio en grado de tentativa y que deben ser condenados también a indemnizar solidariamente a la víctima con 10.000 euros por las lesiones y secuelas.

El escrito de acusación explica que un conductor que pasaba por el lugar auxilió a la víctima en un momento de indecisión de los agresores y la trasladó en su vehículo a un centro hospitalario. Allí curaron al lesionado de una herida en la muñeca de cinco centímetros de longitud que afectó a un tendón y que requirió un tratamiento quirúrgico de urgencia.

El fiscal relata en su escrito que todo comenzó cuando el lesionado se encontraba en el bar tomando una consumición en la barra. En otra parte de la barra se hallaban los dos procesados. Entonces, L. se acercó a la víctima y le pidió que los invitara a él y a su sobrino.

El hombre se negó. Dijo que no tenía dinero. El fiscal sostiene que L. reaccionó acercándole una gamba de modo provocativo y diciéndole que se la comiese. Entonces el aludido, para evitar problemas, optó por salir del bar: se fue a la puerta del establecimiento y permaneció allí.

Poco después, continúa el escrito de acusación, L. salió del bar, se dirigió nuevamente al hombre que había rehusado invitarlo y comenzó a increparle, a reprocharle que no le hubiese pagado una consumición. Le dijo que era un chulo y un listo y entonces el hombre optó por marcharse pero cuando se alejaba, L. se abalanzó sobre él y comenzó a propinarle golpes en la cabeza.

El fiscal explica que se originó un forcejeo al defenderse el atacado y que en ese momento L. llamó al otro procesado, A., quien tras salir del bar se acercó a un ciclomotor allí estacionado, cogió un cuchillo de grandes dimensiones y acudió a ayudar a su tío.

El escrito de acusación agrega que L. comenzó a decirle a su sobrino de forma insistente "mátalo, mátalo" y que A., mientras L. agarraba a la víctima para que no pudiese defenderse, lanzó con el cuchillo varios golpes dirigidos al cuello.

El juicio ha sido señalado por la Sección Primera de la Audiencia Provincial. A la víctima le ha quedado como secuela una cicatriz de diez centímetros y ha perdido movilidad en el brazo en el que recibió una puñalada, según el escrito de acusación provisional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios