La abstención del PSOE permite que la municipalización siga su curso

  • El voto de calidad del presidente de Cádiz 2000, Álvaro de la Fuente, tumba la propuesta del PP para la paralización de la recuperación de la limpieza de los módulos de las playas

Los consejeros de la sociedad municipal Cádiz 2000, en un momento de la reunión celebrada en la tarde de ayer en el Palacio de Congresos. Los consejeros de la sociedad municipal Cádiz 2000, en un momento de la reunión celebrada en la tarde de ayer en el Palacio de Congresos.

Los consejeros de la sociedad municipal Cádiz 2000, en un momento de la reunión celebrada en la tarde de ayer en el Palacio de Congresos. / FITO CARRETO

La municipalización de los servicios de playas -limpieza de los módulos, salvamento y socorrismo, y limpieza de la arena- sigue su curso. Tras las últimas dudas suscitadas, la abstención del PSOE en el consejo de administración de Cádiz 2000 que se celebró ayer ha permitido que el proceso para el rescate del mantenimiento de los vestuarios, aseos y duchas no se paralice gracias al voto de calidad del presidente de la sociedad municipal, Álvaro de la Fuente, al producirse un empate al contar el equipo de Gobierno con tres consejeros, contrarrestando así el voto a favor de la detención de los tres consejeros del PP. Un rescate al que se sumarán en las próximas semanas las otras dos prestaciones restantes.

En la reunión, todos los ojos miraban hacia el PSOE a la espera de su decisión definitiva, de la que dependía la internalización de los servicios ante la propuesta de paralización realizada por el PP. A pesar de las críticas que el Grupo Municipal Socialista realizó en la mañana de ayer contra el equipo de Gobierno por la gestión del rescate de los servicios, el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Fran González, justificó tras el encuentro la abstención de los tres consejeros socialistas en Cádiz 2000 "para proteger a las trabajadoras, ya que, si se paraliza el proceso de municipalización, quedan en un limbo y se ponen en peligro sus puestos de trabajo".

Los populares llevarán al Tribunal de Cuentas las actuaciones que se han realizadoLas empleadas muestran su desilusión al no garantizarse la subrogación

Aunque el PSOE ha permitido que no se revierta el camino ya andado, González afirmó que "la gestión que están haciendo de este proceso genera muchas dudas e incertidumbre". Por ello, definió como responsable la actuación de su partido en este asunto.

En la reunión, los consejeros socialistas solicitaron la elaboración de un certificado con un listado de los trabajadores subrogados de los servicios que se van a municipalizar. Asimismo, también pidieron que se celebre una asamblea con todos los empleados de los servicios afectados por el proceso y los miembros del consejo de administración para explicar los trámites que se van a realizar. Sin embargo, sobre este último aspecto indicó González que, "lamentablemente, este equipo de Gobierno, que tanto presume de transparencia, se ha negado".

Quien respiró aliviado fue Álvaro de la Fuente, presidente de Cádiz 2000, tras los problemas que han surgido durante las últimas semanas. En una nota de prensa, De la Fuente manifestó que con el voto en contra del PP se demuestra que su intención es "hacer todo el ruido posible para bloquear y frenar de la forma que sea, incluso con las peores artes, las actuaciones del equipo de Gobierno".

Asimismo, el concejal de Medio Ambiente acusó al PP de ser "capaz de lo que sea para defender un modelo de gestión que beneficia a las empresas del IBEX mientras se merma la Hacienda municipal y les da igual la calidad del servicio y las condiciones laborales de los trabajadores y las trabajadoras".

Respecto a la postura del PSOE, De la Fuente resaltó que le hubiera gustado que "hubiese mostrado una posición más clara y firme en favor de la municipalización, como sí han hecho en otros municipios de la Bahía gobernados por socialistas como Chiclana", aunque se congratuló de que no le haya hecho "seguidismo" al PP.

Bruno García, consejero del PP en Cádiz 2000, explicó que el objetivo de los populares en la reunión de ayer era atender las peticiones de las trabajadoras de la limpieza de los módulos, por lo que "pedimos un consejo el 28 de agosto porque querían empezar el 1 de septiembre. Avisamos con tiempo para que no se iniciaran las actuaciones", ya que éstas "las estaba haciendo el presidente -por Álvaro de la Fuente- sin tener la competencia y sin estar facultado para tomarlas". "Queríamos evitar que se siguieran tomando esas decisiones porque nosotros consideramos que son presuntamente ilícitas, ya que, desde luego, han sido a espaldas del consejo", argumentó García.

En relación al sentido del voto del PSOE, el concejal popular destacó que "una vez más se vuelve a esconder y toma esta decisión irresponsable de abstenerse".

Con todo, y tras remarcar que el proceso "se está haciendo mal en las formas y en el contenido porque no se están resolviendo las inseguridades de los trabajadores", García anunció que el PP va a poner en conocimiento del Tribunal de Cuentas las acciones relacionadas con este proceso. Asimismo, también tomará "otras medidas oportunas para salvaguardar los intereses de la sociedad y de los trabajadores".

Rosa Huertas, delegada sindical de UGT, participó en la reunión, de la que salió "totalmente desilusionada" al no garantizarle De la Fuente la subrogación de la plantilla. "Ha dicho que tenemos que pasar por un proceso de selección", apuntó Huertas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios