La Zona Franca busca inversores para las naves de Procosur y Altadis

  • Para la antigua empresa de congelados se había anunciado la llegada de Phoenix Strategyon, pero finalmente no se instalará

  • Caladero, pese a su salida, no ha decidido qué hacer con su local

Comentarios 1

Las últimas noticias en el recinto fiscal de la Zona Franca no han sido buenas para el Consorcio. A la renuncia de grupo inversor médico gaditano de montar una clínica en las antiguas oficinas de Altadis, se unió la pasada semana el anuncio por parte de Caladero de que trasladaba toda su actividad a la planta central de Zaragoza, acabando de esta manera una aventura de siete años en la capital gaditana.

Fuentes oficiales de esta empresa perteneciente al grupo Mercadona, señalaron que en la actualidad se está conversando uno a uno con los 69 empleados de la planta gaditana y con el fin de que determinen si prefieren seguir con su empleo en Zaragoza o ser recolocados en las tiendas que este grupo en la provincia gaditana.

Lo que no ha decidido aún Caladero qué es lo que va a hacer con su planta de Cádiz que tiene alquilada con un contrato de larga duración a la Zona Franca. Un portavoz oficial de Caladero señaló que entre el tema laboral y después el traslado que se realice de la maquinaria todavía no han tomado una decisión. Entre las posibilidades está la rescisión del contrato o, incluso, que siga en poder de Caladero a pesar de que no haya actividad alguna, opción que no es descartable.

Con la incógnita aún de esta nave, los esfuerzos de la Zona Franca se centran en los dos principales espacios que tienen libres en la actualidad dentro del recinto fiscal.

El primero de ellos es el que ocupara hace unos años Procosur, que ocupa unos 11.000 metros cuadrados. La empresa gaditana de congelados entró en un concurso de acreedores en el año 2014 y finalmente no pudo continuar con su actividad pese a la gran inversión que se realizó para su expansión. De hecho la Zona Franca llegó a invertir ocho millones de euros para la construcción de la nave.

Curiosamente, una vez que recuperó el espacio, la Zona Franca apenas tardó tres semanas en conseguir un inversor, en esta caso Phoenix Strategyon, una empresa gaditana dedicada al procesado de alimentos y que prometía la creación de 88 puestos de trabajo. Sin embargo este proyecto fracasó antes de que se pudiera poner en marcha y el Consorcio de nuevo ha tenido que sacarla al mercado. Fuentes del propio Consorcio asegura que hay negociaciones para poder atraer a alguna empresa pero todavía no ha cristalizado.

En similares circunstancias se encuentra el espacio que ocupara durante muchos años Altadis, en lo que se refiere a la búsqueda de empresas. Allí está radicada de momento la aeronáutica Alestis y la empresa textil y de diseño Friking, de capital gaditano.

Cabe recordar que los terrenos de Altadis fueron incorporados al recinto fiscal dentro del proyecto de ampliación que se llevó a cabo hace algunos años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios