iglesia

Zornoza señalado

  • Una publicación digital asegura que varios sacerdotes han escrito al Papa denunciando la gestión del obispo

  • Asenjo sale en su defensa

Comentarios 2

Hasta ahora había tenido que lidiar con alguna que otra polémica; como cuando un anterior responsable de Cáritas se marchó e hizo públicas unas declaraciones; o cuando también lo hizo un sacerdote en redes sociales; o cuando un grupo de laicos le ha recriminado ciertas actitudes y/o acciones. Pero el último chaparrón que está cayendo sobre el obispo diocesano, Rafael Zornoza, es comparable al temporal que estos días ha azotado la ciudad. La mecha la encendió hace unas semanas un medio digital (Periodista Digital) asegurando que sacerdotes de Cádiz habían enviado al Papa Francisco y al Nuncio de Roma en España, Renzo Fratini, unas cartas denunciando la gestión de Zornoza al frente de la diócesis.

Esas cartas que el periodista José Manuel Vidal asegura que han llegado a Roma describirían a un obispo "señorito" que "tiene dividida la diócesis en dos bandos", que "desprecia" a "la mayoría de sacerdotes", que "se jacta de decir en público que los curas de Cádiz somos poco espirituales, carentes de formación y de baja talla humana" y que los llega a considerar "indígenas a los que hay que evangelizar".

El obispo ha rechazado las acusaciones y pone en duda la existencia "de esa supuesta carta"

La denuncia que según Religión Digital han elevado varios sacerdotes hablarían de una "gestión empresarial de la diócesis", anulando estamentos diocesanos, actuando en solitario, transformando el seminario y con un equipo económico -llega a publicar ese medio- que "se mueve en el límite de la moral y de la ley, con una economía casi mafiosa" y con "técnicas agresivas" para conseguir sus fines.

Mobbing laboral, control absoluto de lo que se hace en la diócesis, viajes continuos o celo por su imagen pública son algunas otras de las denuncias que se vierten en esa noticia.

El propio obispo respondía hace unos días a esta información -en una entrevista realizada en la cadena Cope- rechazando las denuncias e incluso la existencia de esas cartas "que no ha visto nadie y de las que no tengo más noticias que ustedes". "Que se diga de mí que vivo en un palacio cuando todos saben que vivo en la casa sacerdotal en un piso; o que tengo una flota de coches cuando tengo un coche de segunda mano, en realidad de tercera porque me lo dio un cura que se fue a misiones y lo utilizo en ocasiones para no molestar y tener algo más de independencia... Estoy todo el santo día con la gente y con los curas. Está a la vista que no engaño a nadie y que nadie se engaña conmigo. Y cualquiera que me conozca sabe que estoy dispuesto a dialogar siempre con todo el mundo, evangélicamente, sin trampas", manifestaba Zornoza en la radio.

El obispo rechazaba que existiera tensión en el seno de la Iglesia gaditana y se mostraba "cada vez más contento porque veo la evolución de la diócesis y el trato cariñosísimo de los sacerdotes conmigo y yo con ellos. Los quiero con toda mi alma". Y mostrando su preocupación por "el daño que pueda hacer", al ver "gente muy herida y desconcertada, porque se puede no estar de acuerdo con decisiones de gobierno o con la misma persona, pero nada justifica las calumnias ni la difamación". "La gente además puede pensar que la Iglesia es así, pero no, no es una guerra sucia. Los curas son muy buenos y trabajadores, y están en comunión con su obispo. Y los obispos todos nos entregamos a la gente y nos desvivimos por la gente", añadía Zornoza.

"Estoy muy contento de trabajar en la diócesis, de poder ofrecer más sacerdotes en las parroquias, más órdenes religiosas, más seminaristas, mejores profesores... Todo eso es parte de nuestra pastoral", expresaba el obispo, que públicamente mostró su compromiso "con esta diócesis y sus sacerdotes, a los que quiero con toda mi alma".

También ha recibido Zornoza el apoyo expreso del arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, que en una reciente entrevista en el programa Testigos Hoy de Canal Sur Televisión confesaba ser "amigo" del obispo de Cádiz. "Lo conozco muy bien desde hace muchos años y me apena la campaña que se ha desatado contra él, absolutamente injusta e infundada. Zornoza es un magnífico obispo, es un hombre de profunda vida interior, de un gran amor a Jesucristo y a la Iglesia. Es un obispo muy bien formado, incluso simpático con sus sacerdotes y con los laicos", destacaba Asenjo, que también quiso poner de relieve la austeridad de Zornoza. "Las barbaridades que se están diciendo no se corresponden con la verdad".

"Pido que respeten a Don Rafael Zornoza y desde luego que nadie crea las calumnias que se están propagando sin ningún fundamento", expresó Asenjo, que además indicó que como arzobispo metropolitano había dirigido escritos al nuncio y al prefecto de la Congregación para los Obispos "diciendo quién es realmente Rafael Zornoza, al que manifiesto mi afecto, mi aprecio, mi amistad y mi apoyo".

¿Hay o no hay carta enviada a Roma con firmas de sacerdotes diocesanos? Parece evidente que en la diócesis hay algunos, no pocos, sacerdotes que no han terminado de encajar el modo de gestionar o de actuar del obispo; se ve en la calle; se palpa en las reuniones y conversaciones informales. ¿Pero ese descontento ha llegado al punto de trasladarlo al Papa Francisco? Lo cierto es que, hasta ahora, salvo el periodista de Religión Digital no se ha tenido conocimiento de esas cartas que el propio Zornoza pone en duda, lo que por otro lado daría pie a hablar -como dice Asenjo- de una campaña de desprestigio al actual obispo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios