La Virgen de la azucena

  • Amargura sale hoy a la calle en procesión extraordinaria por los 50 años de su bendición

Comentarios 5

El día en que fue bendecida la Virgen de la Amargura (un 9 de diciembre de 1967) lucía una azucena en su mano izquierda. Nadie sabe con exactitud por qué ese gesto, ni por qué esa flor. Pero hoy la Dolorosa de Humildad y Paciencia volverá a lucir una azucena, en esta ocasión de plata. Y ya para siempre. Con este gesto ha querido significar la cuadrilla de cargadores los cincuenta años que este 2017 cumple la Dolorosa tallada por Sebastián Santos. Un aniversario que se viene celebrando desde hace meses y que hoy tiene su día más importante, con la procesión extraordinaria de esta tarde.

A las siete y media se abrirán las puertas de San Agustín para que de inicio esta celebración del cincuentenario de Amargura. En el cortejo estarán presentes representaciones de las cofradías del Domingo de Ramos gaditano (Borriquita, Penas, Cena y Despojado), la otra hermandad de San Agustín (Buena Muerte), las cofradías hermanas (Begoña de Bilbao y Vera-Cruz de Puerto Real, que da culto precisamente a la Dolorosa que fuera de Humildad hasta hace medio siglo), y la cofradía de Columna (con quien comparten estrechos lazos además de autor de sus imágenes cristíferas).

Alrededor de un centenar de hermanos acompañarán también a su titular mariana, que discurrirá por un itinerario completamente inédito y aparentemente atractivo. Un andamio en la calle Compañía impedía el recorrido inicialmente anunciado por la hermandad (San Francisco, Cristóbal Colón, Cobos, Catedral, Compañía, Plaza de las Flores, Barrié, Valverde, Beato Diego, Rosario, Columela y San Francisco), que finalmente se decanta por una procesión que discurrirá por San Agustín, San Francisco, Ramón y Cajal, Ramón de Carranza, Beato Diego José de Cádiz, San Francisco, Plaza de San Francisco, Tinte, Sagasta, San Pedro, Beato Diego José de Cádiz, Rosario, Columela, San Francisco y San Agustín. Este recorrido dejará momentos especiales, como el saludo a las cofradías de San Francisco, el tránsito por Beato Diego (una calle en la que viven muchos hermanos de Humildad) o la bajada por Rosario, además de varias petaladas que están previstas al paso de la Virgen.

Para esta ocasión especial, la Virgen de la Amargura lucirá prácticamente tal y como lo hace el Domingo de Ramos, en su paso de palio -que sí sustituye los faroles de entrevarales por los candelabros del palio de Buen Fin, cedidos para esta ocasión y que estará exornado predominantemente con nardos y orquídeas-, con el terno habitual de salida -al no poderse estrenar hoy una saya bordada porque no ha dado tiempo a finalizar los trabajos que viene realizando el gaditano Jaime Zaragoza- y con la misma música tras el paso -a cargo de la banda del Nazareno de Rota, que sí estrena una marcha, La Amargura, escrita por Alfonso Lozano con motivo de este 50 aniversario de la Dolorosa-.

Todos estos son los ingredientes para una nueva jornada cofrade extraordinaria, con la Virgen que llegó a Cádiz hace 50 años con una azucena en la mano como protagonista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios