Varios puestos del mercado cierran por la falta de pescado

  • Muchos minoristas se ven obligados a comprar sus productos en plena calle

Comentarios 4

Los problemas de desabastecimiento de pescado en las tiendas del ramo de la ciudad comenzaron ayer a hacerse patentes. De hecho, dos pescaderías y una marisquería decidieron no levantar sus barajas por no tener nada que vender.

Rafa fue uno de ellos. La huelga que mantienen estos días las flotas de arrastre de parte de la provincia le ha tocado de lleno. Su Pescadería Rafael Arzúa no abrió ni el martes ni el miércoles "y no creo que mañana (hoy para el lector) pueda encontrar algo para vender". Rafa solía ir a El Puerto a comprar sus mariscos pero con el cierre de esta lonja tuvo que optar por acercarse el martes a la de Cádiz. Allí fue testigo de una batalla campal protagonizada por los pescadores de El Puerto que se acercaron a Cádiz para impedir que los camiones procedentes de la localidad vecina vendieran aquí sus presas. El resultado, el miedo. Rafael ya no se atreve a repetir su aventura y prefiere no abrir su tienda. Es ya una víctima de todo esto.

Lo mismo le ocurre a Santi, propietario de la pescadería Servando Arauz, también en el mercado central de la capital. Santi sí abrió ayer pero no sabía qué hacer hoy. Este pescadero de 26 años vive aún con sus padres por lo que la situación puede ser algo menos dramática que la de Rafa, con 36 años, mujer e hija, y sin ningún otro ingreso familiar.

Santiago no lo tiene decidido pero confiesa que ya optan por "buscarnos la vida" y acudir a plena calle a comprar pescado a los camiones que llegan huyendo de los piquetes informativos. De hecho, el propietario de una pescadería de la Barriada de La Paz confesaba ayer que se está vendiendo pescado en camiones aparcados en zonas cercanas a la ITV de San Fernando y Cádiz.

La situación es grave para estos minoristas del mercado. Según Santi "ya nos está faltando hasta el pescado congelado porque no dejan pasar a los camiones así que quedan pocas soluciones y, para colmo, es difícil vender lo poquito que conseguimos". Afirma que la huelga ya está en boca de todos y la gente "ya ni viene a la plaza", así que la situación es grave y promete empeorar en días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios