La Universidad de Cádiz se suma a la lucha contra el cáncer en menores

  • Presentación del proyecto 'Recaída 0: Matemáticas contra la leucemia infantil' en la Facultad de Ciencias

La Universidad de Cádiz celebró ayer en la Facultad de Ciencias un acto con motivo del Día Internacional del Niño con Cáncer en el que se presentó ante la comunidad universitaria el proyecto Recaída 0: Matemáticas contra la leucemia infantil y que contó con la presencia del vicerrector de Investigación de la UCA, Casimiro Mantell, del decano de la Facultad de Ciencias, José Manuel Gómez Montes de Oca, y de la investigadora responsable del estudio, María Rosa Durán. Además de dar a conocer el proyecto, en esta jornada se instalaron dos stands informativos, uno centrado en este estudio, liderado por la UCA, y otro donde la Asociación de Apoyo a Familiares y Enfermos de Leucemia (APOLEU) informó sobre la donación de médula ósea.

Tras la presentación del proyecto, se llevó a cabo un acto simbólico en el que representantes institucionales, alumnado, profesorado, miembros del personal de Administración y Servicios de la Universidad de Cádiz y demás asistentes pintaron sus manos de amarillo (símbolo que representa a los pacientes de cáncer más jóvenes de todo el mundo) y las plasmaron sobre un panel blanco donde podía leerse "Recaída 0".

Los asistentes al acto se pintaron las manos de amarillo y las pusieron en un papel en blanco

La leucemia linfoblástica aguda es un tipo de cáncer de la sangre en el que se producen cantidades excesivas de linfocitos inmaduros (linfoblastos). Las células cancerosas se multiplican rápidamente e invaden a las células normales de la médula ósea impidiendo que realicen su función habitual. Aunque los resultados de los tratamientos actuales consiguen curar al 80% de los niños afectados, todavía la recaída supone la quinta neoplasia más frecuente en la edad pediátrica y una de las más letales. Es decir, entre el 15 y 20% de los niños recaen en esta enfermedad.

Estos datos indica que aún se desconocen factores pronósticos que permitan identificar correctamente el grupo de riesgo. Es por ello que se debe mejorar la clasificación de la leucemia linfoblástica encontrando nuevos biomarcadores moleculares que permitan a la comunidad científica dar en la diana terapéutica con la cual se eviten las recaídas y ayude a conseguir la curación del 100% de los pacientes. Para conseguir este objetivo, investigadores de la Universidad de Cádiz, del Laboratorio de Oncología Matemática de la Universidad de Castilla-La Mancha y de la Unidad de Hematología Pediátrica del Hospital de Jerez han puesto en marcha el proyecto Recaída 0: Matemáticas contra la leucemia infantil.

Esta iniciativa, coordinada por la profesora María Rosa Durán, perteneciente al grupo de investigación FQM-201: Teoría de Bifurcaciones y Sistemas Dinámicos de la UCA, se centra en mejorar la clasificación de riesgo de pacientes de leucemias linfoblásticas agudas por medio de algoritmos matemáticos, para así anticipar las resistencias a los tratamientos y evitar las recaídas. Además, los investigadores trabajan en diseñar estrategias terapéuticas óptimas que curen a más pacientes y/o reduzcan la toxicidad de los tratamientos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios