La Unión Barrio del Pópulo cumple dos años

  • La asociación vecinal aboga por compatibilizar el descanso de los vecinos con el ocio de los visitantes

La Unión Barrio del Pópulo, la segunda asociación vecinal de que dispone el barrio más antiguo de la ciudad, que el 31 de enero cumplirá dos años, sigue reivindicando compatibilizar el descanso de los vecinos con el ocio de las personas que acuden a la casi docena de establecimientos de hostelería que existen en el mismo.

José Rufino Jaques, presidente de la entidad, justifica su existencia porque en la otra Los Tres Arcos, no ven representados sus intereses como vecinos, igual que los 140 socios que la integran.

Por eso motivo demandan que se cumpla el horario de cierre de los bares establecidos en el barrio y también que se aplique la legislación en lo que se refiere al consumo de bebidas alcohólicas en las calles, con lo que cesarían las protestas de los vecinos que señalan que las voces y ruidos que se producen durante la madrugada les afecta en su descanso.

A la espera de contar con una sede social definitiva y en el propio barrio, el Ayuntamiento, a través de la Delegación Municipal de Participación Ciudadana, les está abonando el alquiler de un local, un bajo en la finca número 7 de la calle Ruiz de Bustamante, donde incluso reparten los lotes de productos procedentes del Banco de Alimentos a 90 familias necesitadas del barrio.

También han celebrado una excursión a Alcalá de los Gazules y ahora preparan la fiesta de convivencia con ocasión del segundo aniversario, que celebrarán el próximo viernes, para siguiente ofrecer un homenaje a las 20 personas más mayores del barrio, al igual que hicieron el pasado año.

Igualmente tienen previsto ofrecer talleres a niños y jóvenes, con la colaboración del Proyecto Compañero que se desarrolla en el colegio Pío XII-San Martín.

José Rufino asegura que mantienen una relación cordial con todas las administraciones públicas, aunque son ignorados por la Oficina de Rehabilitación del Casco Histórico de la Junta de Andalucía, que ni siquiera les invita a los actos de entrega de llaves. Al respecto afirma que han pedido a Pablo Lorenzo, delegado provincial de Obras Públicas, del que depende, un interlocutor con el que abordar los problemas del barrio, sin haber obtenido respuesta.

También están pendientes de reunirse con la alcaldesa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios