urbanismo

Unidos por el paseo marítimo

  • Los vecinos de Astilleros y La Paz celebran la apertura del enlace entre los dos barrios que pasa por debajo del puente de la Constitución de 1812

Varias personas pasean por el nuevo paseo marítimo que pasa por debajo del segundo puente. Varias personas pasean por el nuevo paseo marítimo que pasa por debajo del segundo puente.

Varias personas pasean por el nuevo paseo marítimo que pasa por debajo del segundo puente. / jesús marín

Parecía que el día no iba a llegar, pero desde el pasado sábado los barrios de Astilleros y La Paz quedaron unidos por el nuevo paseo marítimo que cruza por debajo del puente de la Constitución de 1812. Han tenido que pasar casi dos años desde que el tráfico comenzara a rodar por el tercer acceso a la ciudad para que los gaditanos pudieran recorrer junto al mar desde el Parque Celestino Mutis hasta Puntales.

La noticia era muy esperada por los vecinos de ambos lados del puente, ya que llevan mucho tiempo viendo que los trabajos ya habían finalizado, por lo que la inquietud era lógica. Tras la inauguración oficial del sábado, la de ayer era una jornada importante al ser lunes, lo que significa día de Piojito. El trasiego de personas fue constante hacia los dos sentidos a pesar de que el viento de levante sopló con fuerza. Pero los puestos invitaban a conocer el nuevo paseo.

Los paseantes aprueban el resultado de la obra y resaltan los beneficios para la zona

Debajo de la carretera, las vistas impresionan, así como el ruido que producen los coches al pasar. Incluso, hubo quien se paró a tocar el estribo del puente. Como sucede con cualquier novedad, muchos también aprovecharon para inmortalizar la panorámica de la bahía desde este espacio. Un reclamo que hará que muchos quieran conocer el paseo durante los próximos días.

En uno de los bancos que se encuentran justo debajo del puente, José Travieso cuenta que ayer dio su primer paseo por esta zona. "La vista es estupenda y aquí estoy viendo cómo trabajan en La Cabezuela", comenta. A su lado, comparte asiento con Fernando Tocón, que pregunta: "¿Por qué han tardado tanto en abrirlo?".

Ambos conversan con ironía invitando al resto de personas a que no vengan a esta zona por lo mal que ha quedado para que ellos puedan disfrutarla con comodidad. Dejando las bromas a un lado, Fernando indica que el lugar es "puntero" para pescar, por lo que "vendré con mi nieto". Tanto le gusta cómo ha quedado la obra que "le he mandado la foto a mi hijo, que está en Valencia". Con todo, lo que sí echa en falta Fernando en el tiempo que ha transcurrido desde la inauguración del segundo puente es poder cruzarlo andando. "Me he quedado con las ganas, pero cualquier día me cuelo", asegura.

Manuel Martín, un madrileño que veranea habitualmente en Cádiz, también conoció ayer por primera vez el paseo marítimo. "Solemos venir al Club Viento de Levante a comer. He visto que se había inaugurado y he venido a ver el paseo", explica Manuel, al que le gusta el resultado de los trabajos, sobre todo al estar debajo de "una obra de ingeniería muy especial" por la importancia de esta infraestructura.

"Hace falta un chiringuito", reclama Agustín Gutiérrez de Quijano, que apunta que "lo escuché en la radio que se había inaugurado y he aprovechado que hoy -por ayer- está el mercadillo y he llegado hasta aquí". Como vecino de la barriada de La Paz, considera que "ha quedado un buen paseo para llegar hasta Astilleros".

Por su parte, Manuel Falla se queja de la tardanza de la apertura, pero reconoce que el enlace entre los barrios "está muy bien", sobre todo porque "me gusta pasear por la Bahía por la parte del agua". Ahora, esta caminata es mucho más cómoda para Manuel, ya que, al vivir en la calle América, "tenía que ir hasta El Corte Inglés para dar la vuelta".

Victoria Barroso descansa en uno de los bancos tras haber realizado unas compras en el Piojito. Comenta que ya vio el paseo el pasado domingo. "Esto estaba como una feria. Incluso, los chavales se estuvieron bañando", relata. Victoria afirma que "ya le hacía falta" el paseo al barrio de Astilleros, un espacio al que considera que "no le falta ningún detalle", además de haber quedado "muy bonito".

Las hermanas Pilar y Carmen Periñán regresan a Astilleros por el paseo marítimo tras haberse dado una vuelta por el Piojito. "El paseo nos va a servir para ir al Mercadona. En la ida y en la venida podemos perder un par de kilos", comenta con gracia Pilar. Por su parte, a Carmen, al igual que a su hermana, celebra la apertura de este lugar, por lo que lo va a utilizar porque "me gusta mucho andar, ya sea por aquí o por el Paseo Marítimo".

Maribel Nieto cree que esta zona "no tiene nada que envidiarle al Paseo Marítimo. Le falta vida y bares, pero para pasear es mucho mejor". A su lado, Rafael Utrera asevera que "la vista es increíble", por lo que Maribel apunta que "ya vendremos a hacernos fotos"

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios