UGT, en desacuerdo con las nuevas medidas para las clínicas de Pascual

  • Ahora los comités de empresa se muestra disconformes con el informe que señala la eliminación de la cofia y la prohibición de salir del centro con el uniforme

Comentarios 1

Ahora es UGT, sindicato mayoritario en los comités de empresa de las clínicas Pascual, quien se muestra en desacuerdo con las nuevas medidas, en referencia al uniforme de Enfermería, que la empresa ha decidido instaurar. Esto, conforme al informe de prevención de riesgos que se realizó a instancias de la Inspección de Trabajo. Un documento que no decía nada de la falda pero que sí señalaba la eliminación de la actual cofia y la prohibición, bajo sanción, de salir en a la calle con el uniforme.

Los presidentes de los comités de empresa de los hospitales Santa María del Puerto (El Puerto), Virgen del Camino (Sanlúcar) y Virgen de las Montañas (Villamartín), y el delegado sindical de UGT en la Clínica San Rafael (Cádiz) han presentado una denuncia ante la Inspección de Trabajo en la que manifiestan su desacuerdo con las medidas y sus dudas respecto a la legalidad de las mismas. Además critican "la incomodidad y perjuicio que estas producirán en los trabajadores". Por otro lado culpan a CCOO de la adopción de las mismas, pues señalan que "son consecuencia de los inconsecuentes planteamientos que hizo la presidenta del comité de San Rafael". Esta solicitó la realización del informe para evaluar la posible desaparición de las faldas.

Como señaló el presidente del centro sanitario Santa María del Puerto, José María Manzano, consideran que los temas que se han abordado están en el ámbito de la salud pública y nada tienen que ver con la prevención de riesgos laborales. Esto porque, según se argumenta en el escrito remitido a la Inspección, si las batas y uniformes no se consideran Equipo de Protección Individual, como así se hace, estas medidas no tienen cabida.

Los comités añaden que, en todo caso, si se cree que estas medidas deben implantarse la decisión tendría que extenderse a todos los hospitales públicos y privados de la provincia, donde en la actualidad no existen, "ya que nos parecen más un asunto de salud pública que afecta a la ciudadanía de Cádiz que de riesgos laborales".

De esta forma han solicitado a la Inspección que determine si realmente existe obligación de poner en marcha las normas en cuestión.

Ya en su momento, cuando la empresa transmitió la intención de poner en marcha estas medidas a los comités de los centros hospitalarios, esta misma señalaba que, por la reclamación desde San Rafael y el requerimiento de la Inspección, "la dirección gerencia, que es consciente de la incomodidad y el perjuicio que se puede causar a los trabajadores, lamentándolo mucho, no tiene más opción que adoptar las medidas necesarias".

En concreto las nuevas medidas son, primero, quitarse la ropa de trabajo y guardarla en el lugar señalado para ello tanto al finalizar la jornada como en el transcurso de la misma siempre que se salga de la zona de trabajo. Segundo y como consecuencia de la anterior, la prohibición de salir a la calle con el uniforme. Y tercero, la sustitución de la cofia por el gorro sanitario para todo el personal con pelo largo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios