La UCI para menores cuenta con el material adecuado, según el hospital

  • El jefe de Pediatría del centro reconoce que la Unidad "arquitectónicamente deja que desear"

Monitores modernos de uno de los puestos de la UCI Pediátrica del Puerta del Mar. Monitores modernos de uno de los puestos de la UCI Pediátrica del Puerta del Mar.

Monitores modernos de uno de los puestos de la UCI Pediátrica del Puerta del Mar.

El jefe de la Unidad de Gestión Clínica de Pediatría del Hospital Puerta del Mar, Simón Lubián, asegura que la UCI Pediátrica del centro "cuenta con el personal más cualificado y el material adecuado y más moderno" para atender a los menores que permanecen allí ingresados.

Quiso hacer estas aclaraciones ayer para tranquilizar a los padres de esos niños, tras las denuncias de profesionales de la UCI Pediátrica del Puerta del Mar publicadas en este periódico sobre la situación en la que se encuentra la Unidad, que calificaban de "tercermundista".

El Puerta del Mar se ha marcado como "objetivo prioritario" crear una nueva UCI Pediátrica

Lubián reconocía que esta UCI "arquitectónicamente deja que desear". Y es que ocupa una zona que carece de luz natural, los puestos para los pacientes están dispuestos en semicírculo y con la única separación de una cortina de tela -incluyendo el supuesto box de aislamiento-, lo que dificulta la intimidad y confidencialidad. Por eso, afirmaba que el hospital se ha marcado como "objetivo prioritario" crear una nueva UCI Pediátrica, de la que ya existe un proyecto concreto y un presupuesto. Esta nueva Unidad se ubicará donde se encuentra actualmente la zona de lesionados medulares y está previsto que las obras comiencen antes de que finalice el año.

El jefe de Pediatría del Puerta del Mar quiso desmentir la denuncia que realizaron los profesionales de la UCI Pediátrica sobre la falta de material y la antigüedad de los aparatos electromecánicos: "Los padres de los niños ingresados tienen que estar tranquilos porque igual que la Unidad cuenta con el personal más cualificado, también tiene el material adecuado y más moderno para atender a sus hijos". De este modo, aseguró que existen respiradores suficientes para todos los puestos, pero aún así, está previsto adquirir otro más. Precisó que los respiradores más antiguos no tienen más de cinco años y cuatro de ellos son de hace menos de dos años. Sobre los monitores, dijo que seis "son de 2015, de última generación y de la gama más alta". Respecto al electrocardiograma, reconoció que es más antiguo pero "funciona correctamente".

Desde el propio hospital quisieron aclarar ayer que la Unidad cuenta con espacios para los profesionales que pueden ser utilizados para garantizar la confidencialidad en la transmisión de información, y que se han llevado a cabo una serie de mejoras, como remozamiento y sustitución de equipos, "si bien es susceptible de otras que son valoradas por la Dirección y supervisión de la Unidad".

También señalaron que actualmente no hay opción de crear un espacio con las dimensiones y medios adecuados para el descanso y aseo de los padres, lo que sí está contemplado en la nueva UCI. En este sentido, indicaron que se encuentra a disposición de los progenitores la sala de cuidadoras de la octava planta que, a pesar de no estar en la misma planta que la UCI Pediátrica -que se encuentra en la segunda-, permite su permanencia en el hospital con la garantía de ser avisados ante cualquier cambio en el estado de salud de sus hijos. Añadieron que también existe una sala a la entrada de la UCI para la estancia de padres de menores en situación especialmente crítica.

Según manifestaron desde el centro, el proyecto de la nueva Unidad "incluye actuaciones que beneficiarán a pacientes, familiares y profesionales". Y contempla "uno de los aspectos más deseables para la estancia de los pacientes ingresados, que es la presencia de luz natural, así como boxes independientes para cada niño que garantizarían su intimidad y mayor confort para los progenitores". También, boxes de aislamiento, instalación de hilo musical, televisión y medidor acústico para garantizar el descanso y bienestar del paciente. Además, la nueva estructura permitirá que los menores puedan estar acompañados por sus padres las 24 horas del día, "lo que produce bienestar, seguridad y tranquilidad para ambos, disminuyendo el estrés y el miedo, y favoreciendo la recuperación. Los padres y madres además se implicarán en el cuidado de los menores, a la vez que podrán sentirse más arropados por los profesionales sanitarios y se favorece la relación terapéutica", explicaban desde el centro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios