La Tribuna del nuevo Carranza costará 40 millones y estará en 2012

  • El Ayuntamiento calcula que el estadio contará con un aforo de 25.000 asientos y tendrá palcos de lujo acristalados

Comentarios 7

La nueva Tribuna del estadio Ramón de Carranza, con la que concluirá la remodelación integral del estadio gaditano, supondrá una inversión de unos 40 millones de euros. Si la planificación municipal se cumple, el campo estará totalmente terminado en 2012, año del Bicentenario, lo que se unirá al estreno de otros equipamientos previstos para ese año. El conjunto del estadio habrá costado unos 80 millones de euros.

El proyecto definitivo de la última fase de la actuación emprendida por el Ayuntamiento, al que ha tenido acceso Diario de Cádiz y que será presentado en unos días a los directivos del club de fútbol, convertirá el edificio en algo más de un coliseo deportivo ya que el mismo incluirá 20.000 metros cuadrados de suelo dedicados a locales comerciales, oficinas y un hotel, espacio que se unirá a los otros 14.000 metros cuadrados que ya están en servicio en el Fondo Sur y Preferencia y a lo previsto en el Fondo Norte, actualmente en obras. El proyecto incluye también la parte correspondiente de la visera, parecida a la del estadio del Real Madrid, y la elevación del campo de juego, necesaria para mejorar la visibilidad de todas las gradas.

La intención es encargar las obras cuando esté terminado el Fondo Norte. Los trabajos podrían iniciarse a lo largo de 2009, aunque todo dependerá de cómo termine el Cádiz la actual liga. Si sube a Primera División, se retrasaría todo el proceso. El plazo de ejecución se fija en 24 meses, por lo que el campo estaría terminado de forma definitiva en 2012, ya que junto a esta tercera fase quedaría una cuarta para concluir la instalación de la visera y los bancos de pistas con los que se quiere rodear el rectángulo de juego.

El desarrollo de las obras se negociará, en todo caso, con la directiva del club gaditano. El derribo de la tribuna va a ocasionar un evidente descalabro, ya que será necesario realojar a todos los que tienen asiento en esta zona, incluidos los palcos. Se están estudiando varias alternativas, entre ellas ubicar una grada supletoria y otras medidas más radicales.

A la vez, el derribo de la vieja Tribuna obligará a trasladar todas las dependencias del club cadista (vestuarios, oficinas, sala de prensa, etcétera) de forma provisional a las nuevas dependencias del Fondo Norte.

El elevado coste de la tercera fase del nuevo Carranza ha obligado al Ayuntamiento a pedir la colaboración financiera de la Junta de Andalucía, que ha participado en proyectos como el estadio del Málaga, el Olímpico de Sevilla y de otras capitales andaluzas, pero que hasta ahora no ha aportado nada al campo gaditano. A la vez, se quiere mantener el acuerdo con la Zona Franca, que ha participado en la construcción de las dos primeras fases.

La comercialización de los locales comerciales y las dependencias para oficinas, y en este caso del edificio reservado para hotel, permitirá, como ha pasado en las dos fases anteriores, que no sea necesario aportar inicialmente financiación pública ya que lo gastado se recuperará en su momento.

La nueva Tribuna va a dar cabida a 7.000 espectadores y tendrá 300 plazas de aparcamiento. La intención del Ayuntamiento es que una vez terminado el estadio tenga capacidad para 25.000 personas. A las obras realizadas y las pendientes se le unirá la instalación en el perímetro de todo el estadio superior de palcos abiertos lo que supondrían unas 1.500 plazas más lo que se consigan con los bancos de pistas que también se van a construir. Este proyecto extra ya está casi terminado para el Fondo Sur y la Preferencia, por cuanto para el Fondo Norte se ha incluido en la actuación en marcha.

En la Tribuna se habilitará un amplio espacio, en la zona que separará las dos gradas, para palcos de lujo, una treintena, que estarán protegidos por una cristalera y que supondrá una importante fuente de ingresos para el club amarillo.

El nuevo estadio estará retranqueado unos 10 metros respecto a la grada actual por lo que la fachada de la Tribuna se ubicará donde hoy está el borde de la calzada. Con ello, ya no habrá más espacio libre para una hipotética ampliación del campo debido a la cercanía de los edificios de viviendas.

Junto a los locales comerciales y las oficinas, el estadio Carranza contará con un hotel que se ubicará en las dos torres que se levantarán en los extremos de la Tribuna. Ya hay empresas del sector interesadas en este proyecto.

Junto al cierre del diseño definitivo, la búsqueda de soluciones a la merma de asientos durante el desarrollo de las obras y el traslado provisionales de las dependencias deportivas que funcionan actualmente en la vieja Tribuna, el Ayuntamiento de Cádiz negociará con el club los locales de la entidad de uso mercantil y si estos serán en propiedad o no, aclarando que los afectados por usos deportivos seguirán estando en manos municipales.

La primera piedra de la remodelación integral del Carranza se puso el 14 de agosto de 2003, una vez derribadas las dos primeras gradas sobre las que se iba a actuar. El mal estado en el que se encontraba el campo construido en 1955 provocó esta decisión.

Desde el primer momento el Consorcio de la Zona Franca se integró en el proceso de financiación y ejecución de las obras del nuevo campo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios